Cuando el estrógeno manda en el sexo

Foto:

 -

Por: Abcdelbebe.com
junio 24 de 2015 , 03:53 p.m.

En la mujer, la hormona que regula el deseo sexual es el estrógeno. Con los cambios físicos y psicológicos del embarazo se incrementan los niveles de esta hormona, la libido se activa y como resultado hay un aumento de la motivación sexual.

Es normal en el 70 por ciento de las mujeres que en los primeros cinco meses se presente un deseo sexual mayor.

Una de las razones es que el temor a quedar embarazada desaparece en la gestación. Al dejar de usar los métodos anticonceptivos, se disminuye la presión y las mujeres se relajan para disfrutar del placer de la sexualidad.

Psicológica y emocionalmente, las madres en sus primeros meses se sienten más armónicas y sensuales, ya que están siendo parte de la labor femenina de engendrar un bebé en su vientre.

Actitud Del Hombre

En esta etapa, la misión de la pareja es ser tolerante y evitar palabras fuertes que puedan herir la susceptibilidad de la mujer. El hombre debe acceder a la pretensión sexual de su pareja, manifestarle cariño, estimularla y convertirse en su cómplice.

En algunos casos, la futura madre se siente desubicada, pues no puede asimilar ser tan sexual de un momento a otro. Aunque le preocupe, debe aceptar este estado con tranquilidad; no está enferma, ni se le ha despertado nada, es un cambio del que no debe cohibirse, ni reprimirse.

Cambios En Ella

Al sentirse erótica, la autoestima sube y las reacciones hormonales son impredecibles; por ejemplo, puede tener orgasmos más intensos y duraderos. Sin embargo, en el sexto mes se estabiliza el estrógeno y cuando las curvas se pierden, la mujer ya no se siente deseada, empieza la inseguridad y el temor a hacerle daño al niño durante el sexo.

Aunque los cambios físicos en el cuerpo femenino son drásticos (la piel flácida, las estrías y la cadera ancha), una buena comunicación en pareja es lo necesario para que la libido no baje y las relaciones sexuales sigan siendo plenas.

Asesoría de Martha Mejía, sexóloga y directora del Centro de Terapia Sexual.