Técnica para escoger los mejores espermatozoides se practica en Colombia

Los gametos son seleccionados únicamente para una fecundación in vitro.

Foto:

 -

Por: Abcdelbebe.com
septiembre 25 de 2012 , 04:33 p.m.

Como si fuera poco sorprendente un proceso de fertilización o escoger el sexo de los hijos, ahora la ciencia permite, además, seleccionar el mejor de los espermatozoides para la fecundación. Mediante una magnificación de su imagen es posible determinar cuál tiene las mejores formas e inyectarlo directamente en los óvulos durante un tratamiento in vitro, lo que mejora las tasas de fertilización y disminuye sustancialmente el riesgo de abortos.
Este avance médico, denominado tratamiento Imsi (microinyección intracitoplasmática de espermatozoides seleccionados morfológicamente), apenas se está empezando a aplicar en Colombia, pero existe en el mundo hace aproximadamente seis años y es considerado por los especialistas una ventajosa alternativa, sobre todo para hombres con problemas de fallo repetido in vitro o con graves complicaciones de semen.
Fidel Cano, director médico del Instituto de Fertilidad Humana (Inser), con sede en Medellín, dijo que lleva cuatro meses utilizando la técnica con gran satisfacción. “Hoy tenemos una gestación, pero plantearlo en términos de cifras no es serio, porque sería descalificar la técnica cuando en el mundo hay muchos embarazos gracias a ella. Tenemos esta posibilidad en Colombia completamente estructurada, y ya podemos ofrecerla a pacientes que quieren mejorar los pronósticos en lo reproductivo”, afirmó.
Carlos Jiménez, coordinador de la Unidad de Fertilidad de Profamilia, aseguró que desde el año pasado la entidad también ha trabajado con el Imsi en Cali. Cuenta que en Brasil, el país pionero en Latinoamérica en la aplicación de dicho tratamiento, este ya no se usa exclusivamente para casos donde el factor masculino es bastante severo, sino que hace parte de la rutina para todos los casos de fecundación.
En el mundo se ha demostrado que lo favorable de la técnica es poder hacer una mejor selección del espermatozoide. Es como tratar de ver la Luna a ojo y después con un buen telescopio. “Lo que dicen los estudios serios hasta ahora es que mejora las tasas de fertilización y disminuye la tasa de abortos”, añadió el experto, que se declara partidario de la técnica Imsi para favorecer la fertilización y las probabilidades de embarazo.
El ginecólogo Jimmy Castañeda, especialista en medicina reproductiva de la Clínica Marly, recomendó usar en Colombia el tratamiento como alternativa para casos específicos, según la historia de cada pareja.

¿Dónde está el cambio?
El médico Fidel Cano explicó que los resultados de la reproducción asistida ha tenido un incremento importante en las últimas dos décadas, básicamente porque se han mejorado las técnicas de inducción de la ovulación con medicamentos que estimulan más el ovario.
También se han mejorado las condiciones de los cultivos, que cada vez se asemejan con mayor precisión a las humanas. En lo que no se habían concretado tantos avances era en opciones para ayudar al hombre.
Según Cano, anteriormente se hacía el tratamiento in vitro poniendo el óvulo en contacto con semen en unos medios de cultivo especial.
A cada óvulo se le inyectaba un espermatozoide, el cual lo elegía el biólogo de manera aleatoria usando un potente microscopios. ¿Qué observaba? Que se moviera bien o que presentara una buena forma.
Pero ahora, con la micromanipulación, existe la posibilidad de seleccionar con mayor precisión los que se usan para la fecundación, gracias a un aparato con ópticas de alta resolución, adaptadas a una cámara y un monitor que permiten ver la intimidad del espermatozoide.
Sin embargo, el médico del Inser advirtió que no es honrado decirle a todo el mundo que elija esta alternativa porque hay pacientes que tienen tan buen semen que no necesitan pagar más por tal opción, la cual puede costar unos 800.000 pesos adicionales al tratamiento.

Iglesia rechaza método Imsi
El presidente del Tribunal Eclesiástico de Bogotá, monseñor Libardo Ramírez, explicó que la Iglesia está en contra de los tratamientos de fertilización in vitro porque en el proceso ocurren “muertes” de muchos espermatozoides, lo cual define como “miniabortos”. En contraste, solo respalda casos excepcionales de inseminación entre esposo y esposa. La posibilidad de escoger el mejor espermatozoide para el proceso in vitro es considerada por monseñor Ramírez “un intento de selección humana, experimentos que no están en la línea del proceso natural de la vida”, razón por la cual “la Iglesia no acepta esos métodos de regulación de nacimientos”.

Datos de interés
La técnica se recomienda a pacientes con semen de muy mala calidad o de escasos espermatozoides y con fallo de implantación in vitro, es decir, que, tras uno o dos intentos, el tratamiento no tiene éxito. Consulte a su médico sobre las ventajas de esta posibilidad.
Encuentre mayor información en la página http://www.inser.com.co/