El primer mes de vida del bebé

Foto:

 -

Por: Abcdelbebe.com
enero 30 de 2012 , 11:01 a.m.

Los cuidados que las mamás deben tener durante el embarazo, así como la atención al recién nacido nunca sobran. La imposibilidad de predecir complicaciones en los bebés hace que sea una época de muchas precauciones y cuidados.

Una vez ha nacido el bebé, los padres deben estar atentos a los resultados de los primeros exámenes para saber acerca de la integridad neurológica de su pequeño hijo. Estos exámenes junto con el seguimiento el primer mes de vida son claves para el desarrollo normal de los niños, pues tal como lo señala la doctora Doris Valencia Valencia, médico fisiatra infantil, profesora de la Universidad Nacional de Colombia, el primer mes de vida es el tiempo de mayor riesgo neurológico de los niños y el mejor tiempo para iniciar terapia en caso de presentar algún trastorno.

Los padres querrán, entonces, saber qué tipo de información consultar y que exámenes deben realizar. A continuación encontraran algunas sugerencias.

Los cuidados que recibe el bebé recién nacido se conocen como atención inmediata y tienen por objeto detectar oportunamente situaciones que requieran de atención especializada de manera oportuna e inmediata.

La atención inmediata presta los siguientes cuidados en el tiempo que sigue al nacimiento:Aspiración de secrecionesLigadura y sección del cordónTermorregulación del bebéIdentificación del recién nacidoAntropometríaProfilaxis ocularPaso de sonda nasogástricaIdentificación del grupo sanguíneoLa evaluación de la salud del recién nacido consta de 4 etapas que deben realizarse en los primeros días después del nacimiento, así:Evaluación al momento de nacer.En el período de transición (las primeras horas después del nacimiento.Al cumplir 24 horas.Antes de salir del hospital.Evaluación al momento de nacer

La evaluación al nacer consta de a su vez de varios pasos: realización del test de Apgar, descarte de malformaciones, evaluación de la edad gestional, del peso y la edad.

En promedio se estima que la estatura de un recién nacido es de 50 cm, puede pesar alrededor de 3.000 gm. Los padres deben tener en cuenta que estas medidas dependen de otros factores como la raza, el sexo, la tallla de los padres y la salud de la madre durante el embarazo.

Una vez se ha realizado esta primera evaluación, el médico decide si pasa al período de transición habitual, en caso de no encontrar anomalías. Si la madre del bebé es diabética o hubo alguna complicación en el parto, entonces se realizarán exámenes específicos. Si hay alguna alteración el médico recomendará la hospitalización del bebé.

Período de transición habitual

Consiste en la observación del bebé recién nacido en cuanto a la adaptación a su nuevo hábitat. El organismo del pequeño reacciona ante el nuevo ambiente y por esto se recomienda supervisarlo.

En este período, las primeras horas después del nacimiento, se hace un control cada 1/2 hora o cada hora teniendo en cuenta los siguientes aspectos:TemperaturaFrecuencia cardiacaRespiraciónColorTonoActividadPaso de meconio (tiempo en que el recién nacido se demora en hacer su primera orina y expulsión de meconio o heces.)

Puerperio

Con este nombre se conoce el período después de transición en el cual el recién nacido debe permanecer junto a su madre (aunque se recomienda que inclusive en el período de transición habitual debe estar acompañado de su madre). En esta etapa se establece el vínculo madre-hijo y es el momento de aprendizaje para la mamá.

Si los resultados en esta primera evaluación muestran alguna anormalidad, los padres deben tener en cuenta la asistencia a Programas de Atención Temprana, pues están diseñados para incrementar el desarrollo físico, cognitivo y lingüístico de los pequeños. Tal como lo señala la doctora Doris Valencia Valencia, estos programas también estimulan el desarrollo de habilidades sociales y la autonomía personal. Otra ventaja de estos programas es que ayudan a prevenir incapacidades secundarias.

Como pueden observar los padres, actualmente se cuenta con la asistencia necesaria para que el bebé tenga los cuidados que su adaptación al nuevo ambiente requiere. Por esto los padres deben cerciorarse de los medios con los que cuenta el hospital que va a atender el parto, pues todo lo que ocurra al bebé en los primeros días después del nacimiento es determinante para el bienestar futuro de los pequeños.