El reto de cambiar el pañal

Foto:

 -

Por: Abcdelbebe.com
marzo 29 de 2012 , 04:10 p.m.

Cambiar pañales es una rutina que los padres deben hacer por lo menos seis veces al día y de manera rápida y efectiva, pero puede ser una tortura si el bebé no se deja.

Cambiar pañales es una rutina que los padres deben hacer por lo menos seis veces al día y de manera rápida y efectiva, pero puede ser una tortura si el bebé no se deja.

Con práctica será más fácil cambiar el niño. Lo primero que debe hacer es preparar la zona; para eso, tenga en cuenta que lo que necesite debe estar a la mano, el cambiador a la altura de la cintura, para no forzar su espalda y para recostar al bebé no puede faltar un tapete lavable.

Luego, recueste al bebé con la cabeza hacia la izquierda o la derecha, abra un pañal limpio, despegue los adhesivos del sucio, sostenga las piernas del bebé, sobre todo si está muy viscosa la deposición, y tire del pañal. Si es niño, tiene que mantener su pene cubierto porque es posible que un chorro de orina salga y moje todo.

Ahora, limpie la zona de adelante hacia atrás con un paño con agua. Lave la cola del bebé con agua tibia en el lavamanos. Séquelo bien con una toalla y vuelva a recostar el bebé.

Para ubicar el pañal limpio, levante las piernas y sitúe el pañal nuevo, pase la parte de arriba del pañal por delante de las piernas y antes de pegar los adhesivos cerciorarse de dejar un espacio de dos dedos entre el pañal y la piel de la barriga del niño.

Si es muy disperso, recuerde que cambiando pañales todo se vale, así que cante, baile o dele algún juguete para mantenerlo entretenido. Evite utilizar polvos.