Aléjate de la tecnología a la hora de lactar a tu bebé

El uso de dispositivos móviles trae algunas complicaciones en los bebés.

Aléjate de la tecnología a la hora de lactar a tu bebé
Foto:

 -

Por: Abcdelbebe.com
agosto 02 de 2017 , 05:15 p.m.

Muchos institutos especializados, organismos médicos y las mismas compañías de tecnología han realizado estudios relacionados con el impacto que los celulares, tabletas, portátiles y televisores pueden ocasionar en los niños pequeños.

Al respecto se ha dicho mucho. Que los bebés no deben tener ningún contacto con este tipo de aparatos tecnológicos antes de los 2 años de edad; otros indican que solo después de los 8 años y, algunos más ortodoxos, limita su uso hasta después de los 12 años.

Como sea, la realidad es que el uso indiscriminado de la tecnología ocasiona problemas de actitud, altera las conductas y las rutinas, y hace que las personas estén inmersas en ella y se alejen de sus entornos familiares y sociales.

Ahora bien, en el caso específico de los bebés y niños pequeños, y en las madres gestantes y lactantes, el uso de dispositivos móviles trae algunas complicaciones. Por ejemplo, dicen los expertos, durante la lactancia se puede afectar la conexión que se busca establecer en ese momento tan íntimo, entre la madre y su hijo.

Importante: Guía para almacenar y cuidar la leche materna

En contacto indirectamente

Aunque la Asociación Americana de Pediatría (AAP) recomienda que no se exponga a los niños a pantallas – de televisores, tabletas y celulares–, hoy los menores inician su exposición a la tecnología desde el momento en que nacen, pues sus madres y padres utilizan los teléfonos móviles como una herramienta, para informarse, tomar fotos, socializar e, incluso, consultar permanentemente sobre el estado de salud de sus pequeños.

Sin embargo, todos estos equipos, según el doctor Oscar Ovalle, médico neonatólogo de la Clínica La Colina, están restringidos en las unidades de neonatos de todo el mundo. La principal razón es la potencial transmisión de bacterias que representan un alto riesgo para los bebés, quienes aún tienen un sistema de defensas frágil, e incluso, no cuentan con su cuadro de vacunación completo.

Un estudio realizado en el Reino Unido hace algunos años, por el London School of Hygiene & Tropical Medicine, concluye que 1 de cada 6 teléfonos celulares en ese país, está contaminado con materia fecal. Por lo tanto, las clínicas y los hospitales toman las medidas necesarias para que los bebés, que se encuentran en cuidados especiales, se encuentren protegidos.

Las bacterias que comúnmente se pasan por la manipulación de los teléfonos celulares, sin las debidas condiciones de higiene, transmiten enfermedades respiratorias por virus sincitial respiratorio, por adenovirus y enfermedades diarreicas agudas por rotavirus. También infecciones más delicadas como sepsis del recién nacido o enterocolitis necrosante por germen adquirido.

Para tener en cuenta: Responda sus dudas sobre la lactancia materna y cómo amamantar sin traumatismos

El problema en casa

Fuera de las clínicas es donde los padres hacen el mayor uso indiscriminado de los celulares cerca de los pequeños. De hecho, es común ver ‘selfies’ que las nuevas madres se toman mientras amamantan a sus hijos, inundando las redes sociales.

Así las cosas, el llamado hoy, en especial por la conmemoración de la Semana Mundial de la Lactancia Materna es a que las madres dejen de lado sus teléfonos móviles mientras amantan a sus bebés y se concentren en esa actividad de amor, de forma consciente y dedicada, en medio de un ambiente de tranquilidad y comodidad.

Asimismo, aunque ellas no utilicen sus equipos durante la lactancia, se recomienda que le hagan limpieza constante a sus teléfonos, con alcohol. Es importante también mantener el hábito del lavado constante de manos, por parte de todos los cuidadores de recién nacidos, en especial, después del cambio de pañal, antes de hacer los alimentos, y antes y después de darles de comer.

Celulares bloquean la conexión entre la madre y su bebé

Además de los riesgos en lo que a higiene se refiere, es necesario que las madres le den al momento de la lactancia la importancia que tiene, como proceso fisiológico de bienestar y salud para su hijo, pero más allá, su valor intrínseco como vínculo ineludible de la maternidad.

Este es uno de los beneficios más importantes de la lactancia materna, que puede verse afectado por el uso indiscriminado de los equipos móviles por parte de las madres. “La lactancia es un momento de conexión entre la madre y su hijo; igual que los padres de hijos mayores deben dejar sus celulares de lado durante las comidas, para afianzar el diálogo y la conexión familiar, ellas deben desconectarse para alimentar a sus pequeños”, dice Ovalle.

No olvides, que durante los primeros seis meses de lactancia exclusiva, antes de instituir los nuevos alimentos, ese momento de afecto y alimentación íntimo en que se constituye la lactancia, debe ser un espacio de los dos: madre-hijo, o de la pareja con su niño, explica el experto en neonatología.

Lee también: Más beneficios de la leche materna