Recién nacido: todo lo que tienes que saber

Los recién nacidos requieren de cuidados especiales, que todos los padres, especialmente los primerizos, deben conocer.

Recién nacido: todo lo que tienes que saber
Foto:

 -

Por: María Elena Vélez
noviembre 21 de 2016 , 04:36 p.m.

Los recién nacidos requieren de cuidados especiales, que todos los padres, especialmente los primerizos, deben conocer. Es importante tener en cuenta que el nacimiento después de la semana 37 corresponde a un bebé a término, y por debajo de esta semana o de bajo peso (2.500 gramos) se considera nacido pretérmino.
Se estima que la estatura de un recién nacido a término es de 50 centímetros, y el peso alrededor de 3.000 gramos, estimados que varían dependiendo de factores como la raza, el sexo, la talla de los padres y la salud de la madre durante el embarazo. Se llama neonato al bebé que se encuentra en el periodo comprendido desde el nacimiento hasta los primeros 28 a 30 días de vida fuera del útero de la madre.
Julia Katherine Herrera, directora de la Clínica Materno Infantil Colsubsidio, asegura que en materia de crecimiento, durante el primer mes, si el bebé nace en condiciones normales, aumentará aproximadamente un kilo, su talla crecerá en 4 centímetros y su perímetro cefálico (medición del perímetro de la cabeza de un niño en su parte más grande) será de 2 centímetros, es decir, en ese momento será de 34 a 35 centímetros.
“Durante los primeros días de vida, la mayoría de los bebés pierden cerca del 10 por ciento de su peso corporal, debido a la adaptación al entorno fuera del útero”, indica la doctora Herrera.
En términos de desarrollo, de manera progresiva, el bebé perderá la rigidez y levantará sus cuatro extremidades, realizará movimientos de brazo ante algún ruido o estímulo fuerte, que será normal para esta edad y se conoce con el nombre de reflejo de Moro.
En este primer mes, el bebé sigue la mirada a las personas u objetos en movimiento, pero su agudeza visual con nitidez estará entre 20 y 40 centímetros de sus ojos. Tiene muy buena sensibilidad en su piel, por esto son necesarias las caricias y masajes. Adicionalmente, él escucha bien, disfruta la voz suave de la madre, percibe olores, especialmente los de su madre.
Recuerda que el bebé puede llorar por hambre, frío, humedad del pañal, gases, entre otras razones, es la manera como se comunica con quienes le rodean; así que lo más importante es mantener la calma para atender las necesidades de los infantes.
La parte del cuerpo de mayor sensibilidad y sensación placentera ante estímulos es su boca al succionar. Además, al nacer, los bebés estarán en la búsqueda del pecho materno, ya que a mediados del segundo trimestre del embarazo aparecen los reflejos de succión y deglución.
En este momento, la lactancia materna se debe brindar a libre demanda, o sea cada vez que el bebé lo pida e iniciarse durante la primera hora de vida del recién nacido, ya que es considerado como un pilar fundamental en el fortalecimiento del vínculo madre e hijo. Se tienen datos de que los recién nacidos bien alimentados tienen una ganancia de peso de 20 a 30 gramos diarios.
En términos generales, la coloración de la piel es rosada. Sin embargo, un 90 por ciento de los recién nacidos suele tener un tinte amarillo en su epidermis, que puede aparecer luego del tercer día de vida. Por ello, la recomendación es realizar exposición solar del recién nacido, seis veces al día en un recinto cerrado solo con el pañal puesto por espacio no superior a 20 minutos, y 10 minutos boca arriba y 10 minutos boca abajo.
Otro aspecto relevante es que el bebé requerirá control por pediatría cinco días después del nacimiento. En este control, se refuerzan las recomendaciones sobre las técnicas de lactancia materna, interpretación de los exámenes que se practicaron al bebé y se confirma la aplicación de vacunas al recién nacido.
También, se dan indicaciones para la prevención de enfermedades respiratorias, se explica el esquema de vacunación para el primer año de vida y se deja programada la consulta de control de crecimiento y desarrollo. Adicionalmente, se entregan signos de alarma para consulta a urgencias.