Un bebé que interactúa más con su entorno

Foto:

 -

Por: Abcdelbebe.com
septiembre 12 de 2012 , 04:13 p.m.

Cuarto mes:

El bebé entra a un periodo de buen humor donde la noche es ideal para el sueño y la movilidad independiente todavía no es una realidad.

Cuarto mes:

El bebé entra a un periodo de buen humor donde la noche es ideal para el sueño y la movilidad independiente todavía no es una realidad.

El niño está dispuesto a mantener una conversación de balbuceos y es encantador con cualquier persona que esté cerca.

A finales del mes, el niño podrá levantar la cabeza 90 grados, se reirá duro, dará vuelta en un sentido, agarrará un sonajero, volteará en dirección a la voz de la madre y hará ruidos con la boca.

Quinto mes:

El bebé aprende nuevos trucos y parece no cansarse de interactuar y conocer el mundo con su boca y sus manos.

El niño está más atento y eso le permitirá observar un objeto tan pequeño como una uva pasa. Además, tratará de agarrar algo y sonreirá espontáneamente.

Sexto mes:

El bebé ya tiene su propia personalidad. Los balbuceos serán más largos e irán acompañados de risas. Conocerá los juegos y le encantará esconderse o hacer que un objeto suene. Los lentes, aretes y el pelo de los papás también son parte de sus fantasías.

El niño podrá mantener la cabeza a nivel con el cuerpo, se sentará sin apoyo, protestará si se le quita un juguete, buscará un objeto que se haya caído, cogerá una galleta con la mano y hasta logrará gatear.