¿Sabes cómo ayudar a tu hijo a dar sus primeros pasos?

Recuerda que es un proceso individual y que casa pequeño tiene sus ritmos.

¿Sabes cómo ayudar a tu hijo a dar sus primeros pasos?
Foto:

 -

Por: Abcdelbebe.com
agosto 28 de 2017 , 04:44 p.m.

Los primeros pasos de un niño, aunque hacen parte de su desarrollo, implican la puesta en marcha de miles de conexiones neuronales y la maduración del área cerebral que alberga la psicomotricidad humana. Esta adaptación está programada en los genes humanos para que él pueda caminar, hacia el año de edad, pero esto es relativo, pues cada niño lleva su propio ritmo a la hora de comenzar a caminar.

“Los hay que dan los primeros pasos a los 10 meses y otros al año y medio. Cada niño es diferente, pero entre los padres es inevitable comparar el desarrollo de su hijo con el de otros pequeños de su entorno, lo que les causa preocupación innecesaria, ya que se trata de una consulta habitual con los pediatras”, comenta Guadalupe del Castillo, pediatra y miembro de la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap).

Por qué no camina mi niño

Recordemos lo que acabamos de decir, que cada niño tiene su propio ritmo y que no hay que presionar ni esperar que camine igual que otros pequeños de su edad, incluso con los de su misma familia. Sin embargo, existen algunos motivos por los que los niños pueden retrasar el inicio de sus primeros pasos son:

La prematurez

Se considera normal que los niños que nacen antes del tiempo previsto o habitual de la gestación, caminen más tarde, ya que su edad se contabiliza a partir del momento gestacional normal para el que estaba programado el nacimiento. Así que lo lógico es que comience a dar sus primeros pasos sobre el año de edad, pero debes tener en cuenta que si nació antes, es posible que lo haga después de esa edad.

No hay técnicas para enseñarles a caminar a los niños, pero sí algunas pautas que se deben tener presentes

El miedo 

Esta es una de las causas más habituales por las que un niño preparado para caminar no suelta el paso. “No obstante, lo que sí debe hacer el menor hacia los 12 meses, es ser capaz de ponerse de pie y sujetarse de las cosas, aunque todavía no dé el paso solo. Ahora bien, si llegado el año de edad y medio de edad, y no existe retraso en ningún otra área de su desarrollo, como la comunicación, por ejemplo, no hay motivo para preocuparse”, explica la pediatra, simplemente hay que tener paciencia.

Errores y aciertos cuando empiezan a caminar

El método clásico de agarrar al niño de las manos y caminar detrás de él para ayudarlo a andar es una buena manera para que ejercite las piernas y coja confianza, de cara a dar sus primeros pasos.

Los parques de juego para bebés se recomiendan en la fase en la que el niño comienza a caminar y a ponerse de pie, pues allí no se golpeará si cae en los intentos y se puede sujetar con facilidad para levantarse y dar sus pasos de manera segura.

Los riesgos que pueden tener los niños son varios; pero por lo general, si se toman las precauciones necesarias, no son graves. Lo primero es que la fuerza estructura ósea del bebé es aun frágil, y está supeditada por su propio proceso evolutivo, lo que, al momento de intentar ponerse de pie, implica cierto peligro de accidentes como caídas o la posibilidad, al desplazarse, de acceder a lugares riesgosos.

Para ello es mejor prever como, por ejemplo, cerrar los sitios que representen peligro: escaleras, ventanas, lugares resbaladizos o en los que se encuentren líquidos o elementos que pueda alcanzar y consumir.

Procura comprarle calzado adecuado para sus primeros pasos y que los utilice cuando esté en la calle, pero si está en casa, es mejor que camine descalzo, ya que apoya mejor la planta del pie y descubre sus puntos de apoyo y equilibrio.

Caminar de puntillas o con las piernas muy abiertas es un proceso por el que pueden pasar algunos niños que comienzan la marcha. Lo hacen porque están en proceso de aprender a caminar con seguridad. Pero es cuestión de tiempo que estas peculiaridades desaparezcan cuando el niño afiance su evolución con respecto a sus inicios como caminante.

No te olvides de acompañar, disfrutar y celebrar los avances de tu hijo en su proceso para caminar, pues todo esto es el mejor estímulo para que dé sus primeros pasos y logre un avance adecuado frente a la marcha.

Muy importante: Los padres deben estimular los primeros pasos del niño