Dieta para alimentar al bebé durante la diarrea

Foto:

 -

Por: Abcdelbebe.com
julio 13 de 2011 , 11:44 a.m.

La dieta astringente o antidiarreica consiste en dar de comer al pequeño alimentos a base de astringentes tales como arroz, ahuyama, guayaba y evitar la lactosa, permitiendo que haya un poco de estreñimiento.

Cuando hay un aumento en el número de deposiciones y estas se producen de manera blanda o se acompañan de vómito, es importante evitar la deshidratación, porque el pequeño pierde gran cantidad de agua y sales minerales. Por esta razón, Pedro Duarte, médico pediatra, recomienda, ante todo, hidratar al menor. “El problema no es la diarrea en sí, sino las complicaciones que trae: daño en el intestino o desnutrición en caso de que se prolongue”, afirma el especialista.

De acuerdo con esto, los profesionales advierten que antes de detener el problema, lo más importante es desaparecerlo del todo o controlarlo. Por esa razón, algunos son apáticos a esta dieta que resulta muy útil para los padres de los bebés que afrontan el síntoma. “Con la dieta astringente se intenta que el niño haga menos diarrea pero no la elimina del todo”, opina Duarte.

Por lo tanto, en momentos de diarrea, común en bebés y niños por infecciones adquiridas del ambiente, es importante no entrar en pánico y actuar adecuadamente. Se puede comenzar interrumpiendo la alimentación habitual, reemplazándola por bastante líquido que, como aconseja Elizabeth

Sanabria, nutricionista infantil, podría suministrase en dosis de caldos preparados apropiadamente. “Calditos con carne y papa molida o licuada en la mañana en vez de los lácteos”.

Cuidados especiales
Cuando el pequeño se alimenta de leche materna, es necesario que continúe haciéndolo como habitualmente lo hace, pues esta contiene anticuerpos que protegen el tracto digestivo de las infecciones. Por el contrario, si el pequeño se alimenta con leche de biberón, esta debe estar tres veces más diluida de lo normal, aumentando la concentración entre los cinco u ocho días posteriores hasta llegar a prepararlo como es acostumbrado.

Los caldos y el agua acompañarán al bebé en los primeros días del síntoma y a partir del tercer día de diarrea es cuando la dieta astringente puede hacer presencia en la alimentación del niño: jugos o compotas preparadas a base de frutas como guayaba, durazno, pera o manzana. Igualmente, purés de papa, papillas de arroz, zumo de zanahoria y plátano.

Es importante no abandonar la dieta antes de cumplir cinco u ocho días de haberla comenzado, ya que la diarrea podría aparecer nuevamente.

Ana María Gutiérrez de Piñeres Ch.
Para ABC del bebé