Los primeros alimentos de su bebé

Foto:

 -

Por: Abcdelbebe.com
julio 13 de 2011 , 11:44 a.m.

La dieta del bebé está basada ahora en alimentos sólidos que le permiten ir desarrollando la habilidad para masticar y hacer de la hora de la comida un acontecimiento familiar.

Es por eso que debe tener en cuenta los alimentos apropiados para que su bebé disfrute de este momento y no le produzcan indigestión, pesadez y alergias.

No olvide que la leche materna continúa siendo el alimento más importante en la dieta de su bebé.

“Los pediatras recomendamos ir dando alimentos en la medida en la que el desarrollo neurológico del niño va avanzando, entonces se pasa de papillas a algo más sólido”, advierte el pediatra Pedro Duarte. Según el especialista, esto  ayuda al pequeño a fortalecer los músculos de la cara, estimular a que hable y mejore las posibilidades de que salgan los dientes.

Ofrézcale a su hijo alimentos ricos en hierro para su crecimiento, esto los encuentra en las carnes rojas, el hígado y el pollo. Incorpórelas en las cremas y luego inclúyalas molidas o desmechadas.

Verduras
- Anime a su hijo desde pequeño a comer verduras: zanahoria, espinaca, ahuyama, habichuela, acelgas, arveja y pepino.

- A los licuados de verduras les puede adicionar plátanos y tubérculos como la papaya, yuca y arracacha. Nunca agregue sal a las preparaciones del bebé, aunque le parezca insípida, es mejor que el niño conozca el sabor natural de las comidas.

Frutas
- Prepare compotas y jugos a base de frutas que no sean ácidas, pero sí carnosas  como la  manzana, pera, banano, papaya y mango.

Cereales
- Prepárelos en forma de papillas con leche materna.

- Introduzca los cereales en el siguiente orden: arroz, maíz, avena, trigo y cebada.

Granos
- Leguminosas como arveja, fríjol y lenteja bien cocinadas pueden servirse inicialmente en cremas y posteriormente en purés.


Tenga en cuenta
La consistencia de la comida debe variar de espeso a duro para que el bebé no se atore, pero que aprenda a masticar. Es decir de purés, compotas y papillas, pasar a trocitos o pedazos pequeños.

“Empezar un alimento a la vez, para ver si lo tolera”, recomienda la nutricionista infantil Elizabeth Sanabria, quien agrega que “es preferible servirle al bebé en su propio plato y así darse cuenta de qué tanto come”.

El siguiente ejemplo de alimentación complementaria es recomendado por el departamento de Nutrición de la Fundación Cardioinfantil para un bebé de 12 meses:

• Leche materna en horarios que no interfieran con las comidas.

- Desayuno: trocitos de papaya.
Huevo tibio (ofrecer trozos pequeños para probar si no produce alergia).
Papilla de avena.

- Medias nueves: jugo espeso de mango
Galletas

- Almuerzo:   Pollo picado en trozos pequeños
Arveja y habichuela picadas
Arroz
Jugo de mandarina (sin agua)

- Onces:        Frutas mixtas en trocitos
Galletas

- Comida:      Carne molida
Puré de ahuyama
Papa en cuadritos blanda
Compota de pera
                     

Ana María Gutiérrez de Piñeres Chavarro
Para ABC del bebé