Gobierno dice no al Papa y a Trump en caso de niño británico enfermo

Sigue el polémico caso del niño británico con una extraña enfermedad y pocas posibilidades de recuperación y vida.

Imagen Charlie Gard
Foto:

 -

Por: AFP
julio 06 de 2017 , 04:05 p.m.

Una nueva página de la historia del pequeño Charlie Gard, un niño británico que al mes de nacido fue diagnosticado con una extraña enfermedad mitocondrial, se está escribiendo, pues en las últimas horas el denominado ‘hospital del papa’, recibió una negativa al posible traslado de bebé a sus instalaciones en Roma para ser tratado allí.

El caso, como ya lo hemos registrado en nuestro portal, ha sido conocido por el mundo entero, porque sus padres llevaron a la corte británica la situación del pequeño, para que el sistema de salud hiciera todo lo necesario para conservarlo con vida, pese a ello, las autoridades médicas dictaminaron, que la enfermedad del pequeño no tiene cura y que por consiguiente, debe dejar de recibir vida artificial, como se encuentra en este momento.

Sin embargo, el centro pediátrico Bambino Gesú de Roma, más conocido como ‘el hospital del papa’ propuso acoger al bebé británico y tratarlo, según declaraciones divulgadas por Radio Vaticana. Al parecer, esta institución recibió una negativa del hospital británico en el que se encuentra Charlie, el Great Ormond Street Hospital de Londres, bajo el precepto de que, “por motivos legales, no se puede trasladar al niño”.

La directora del prestigioso centro médico romano, la doctora Mariella Enoc explicó que ha hablado con la madre del bebé, quien está dispuesta a “combatir hasta el último momento” y que le ha pedido que verifique si existe una cura para el pequeño, algo que los científicos del hospital romano están analizando.

Este centro médico romano comunicó el lunes que “está preparado para acoger a Charlie Gard porque defender la vida humana, sobre todo cuando está herida por la enfermedad, es un compromiso de amor que Dios confía a cada hombre”. En tal sentido, el secretario de Estado vaticano, Pietro Parolin, dijo a los medios que la Santa Sede hará lo que esté en sus manos para superar los obstáculos legales que impiden el traslado del pequeño Charlie al Bambino Gesú.

Cabe recordar que el pasado 28 de junio, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos respaldó la decisión de la Justicia británica de dar muerte digna al bebé de diez meses, y rechazó así el recurso de los padres, Christopher y Constance Gard, basado en el dictamen médico especifico que indica que el pequeño sufre un “severo síndrome infantil de encefalopatía mitocondrial”, que causa mutaciones genéticas que lo “privan de la energía necesaria para vivir”.

Los padres recurrieron a la Corte europea cuando los tribunales británicos autorizaron que Charlie fuera privado de la respiración artificial y argumentaron que el país había vulnerado su derecho a la vida, porque el Great Ormond Street Hospital de Londres se opuso a un tratamiento experimental en Estados Unidos.

El presidente Trump también ofrece ayuda

Precisamente, el presidente estadounidense Donald Trump, al conocer que los padres de Charlie se informaron de un tratamiento experimental en Estados Unidos, que podría ayudar al pequeño, ofreció hoy su ayuda a los padres del bebé británico de diez meses, después de que la justicia de su país autorizara desconectarlo de las máquinas que lo mantienen con vida.

Si podemos ayudar al pequeño Charlie Gard, como lo piden nuestros amigos en Reino Unido y el Papa, estaremos encantados de hacerlo”, tuiteó el mandatario. Así las cosas, la batalla de los padres del pequeño, Connie Yates y Chris Gard seguirá contra las cortes de su país, para mantenerlo con vida y llevarlo a Estados Unidos a que reciba dicho tratamiento.

“Aunque el presidente no ha hablado con la familia, no quiere presionarlos de modo alguno, integrantes de la administración estadounidense hablaron con la familia en llamadas facilitadas por el gobierno británico”, se dio a conocer pero al parecer, también el presidente de los Estados Unidos, también recibió un no a su ofrecimiento de parte del gobierno británico.

Conoce más del caso: Juez ordena desconectar a bebé con rara condición genética