Estos son los controles médicos que debes hacerle a tu bebé, mes a mes

Durante el primer año los controles pediátricos son importantes para evaluar su adecuado crecimiento

Controles pediatra

-

Foto:

123rf

Por: ABCdelbebe.com
septiembre 27 de 2018 , 04:43 p.m.

Los bebés crecen muy rápido, cada día desarrollan más habilidades y su cuerpo evoluciona mes a mes, por eso es importante estar muy atentos a cómo se da este proceso y para ello son fundamentales los controles con el pediatra.

El primer examen que se le realiza al bebé es inmediatamente después del parto. Una vez la madre da a luz, un especialista revisa al recién nacido y comprueba que todo esté en orden. Después de esto, a los 5 días de nacido se recomienda tener un control para comprobar que el pequeño se está adaptando bien a su nueva forma de vida.

El segundo control debe ser a los 15 días de nacido, el tercero a los 28 días y a partir de allí debe tener un control mensual durante los primeros seis meses de vida y luego controles cada dos meses hasta que cumpla el primer año.

En estos controles, el pediatra le hace seguimiento a su peso y a su talla para que estos sean acordes con la edad, estudia sus reflejos, la capacidad para sostener la cabeza, si ya está listo para sentarse, si ya gatea, qué alimentos está consumiendo, cómo lo está haciendo, si sonríe, si escucha bien, si ve bien, si su cerebro se está desarrollando como debe ser.

Además de este seguimiento permanente al crecimiento del bebé, los controles con el pediatra son definitivos porque durante el primer año se aplica gran parte del esquema de vacunación. Muchos pediatras las ponen ellos mismos, en otros casos se puede hacer en puestos de salud, pero es importante conocer cuándo y qué vacunas se deben aplicar y para esto es importante la guía del pediatra.

Controles pediatra

-

Foto:

123rf

Otro motivo fundamental por el cual se requieren los controles es porque la alimentación del bebé es definitiva para su evolución física, emocional y cognitiva, por ello se requiere el acompañamiento de un médico que guíe a los padres tanto en el proceso de la lactancia exclusiva como en la introducción de nuevos alimentos en la dieta del bebé.

Si por algún motivo se presenta un inconveniente de salud, se está a tiempo para intervenir y solucionarlo, y no todos los problemas de los bebés son evidentes para los padres, el conocimiento y la experiencia del médico son indispensables para detectarlos.