Comunidad

Conoce el curioso robot que despierta el instinto maternal

Una famosa fábrica de automóviles japonesa es la creadora del curioso robot.

/ 4 de Octubre de 2016
Conoce el curioso robot que despierta el instinto maternal        
   
                           
     
Compartir artículo: Whatsapp

 

En el salón de la electrónica más importante de Asia: IT & Electronics Comprehensive Exhibition (Ceatec), que se celebra esta semana en Tokio, la empresa japonesa de automóviles Toyota, presentó ayer su nueva creación: Kirobo mini, un pequeño robot que planea revertir la tendencia demográfica, de no tener hijos, que ha convertido a Japón en el país desarrollado más viejo del mundo.

El robot, proyecto de la marca, pretende incentivar el instinto maternal y de cuidado tanto en niños como en adultos, al semejar a un bebé con sonidos y movimientos característicos de un pequeño de máximo 4 o 5 meses. El invento cabe en la palma de la mano, exactamente mide diez centímetros de altura, parpadea y habla con una voz aguda idéntica a la de un bebé, logrando sostener conversaciones sencillas.

El mundo lo conocerá cuando salga a la venta el próximo año en Japón por 400 dólares (1.189.717 pesos colombianos), indicó el grupo Toyota. El ‘robot bebé’ cuenta además con una cuna, en la cual puede 'descansar', mientras su dueño no lo tenga en funcionamiento.

"Se tambalea un poco, como hace un bebé sentado que todavía no ha desarrollado plenamente las habilidades para equilibrarse. Esta vulnerabilidad tiene el objetivo de invocar una conexión emocional", declaró Fuminori Kataoka, ingeniero jefe del diseño de pequeño bebé.

Al tener gran parecido con algunas características de los bebés humanos, tenerlo podría despertar en grandes y chicos el instinto y la necesidad de concebir. Y es que teniendo en cuenta el contexto en el que se encuentra dicho país, la intención es totalmente pertinente, pues Japón se enfrenta a un doble fenómeno de envejecimiento de su población: se prevé que en el 2060, el 40 % de la población tendrá más de 65 años y la baja tasa de natalidad que se presenta genera un problema.

El país también sufre fenómenos de aislamiento social, como el ‘hikikomori’, el caso de adolescentes y jóvenes que se quedan encerrados en sus habitaciones y rechazan hacer vida social. “Queremos hacer frente al creciente problema social de las personas que no tienen a nadie con quien interactuar o hablar”, dijo Moritaka Yoshida, un alto ejecutivo de Toyota, que en los últimos años ha invertido grandes montos de dinero en robótica. 

 

 

 

Compartir artículo: Whatsapp