Disfraces caseros para Halloween

Diviértete en esta fecha tan especial fabricando con tus pequeños sus disfraces.

Disfraces caseros

Con estas opciones tu pequeño, de seguro, será el centro de atención. Además fortalecerán su relación mientras hacen el disfraz elegido.

Foto:

123RF

Por: ABCdelbebe.com
octubre 27 de 2017 , 05:56 p.m.

Si quieres tener disfraces originales, donde tú y tus niños los fabriquen, nada mejor que echar mano del baúl de las abuelas y con algo de creatividad e ingenio, lograrás creaciones verdaderamente geniales y sin necesidad de invertir mucho dinero.

Esqueleto de ultratumba
Esqueleto

Si la idea es asustar en Halloween, con este disfraz, de seguro lo vas a lograr.

Foto:

123RF

Materiales:
• Camiseta negra de manga larga
• Pantalón negro
• Guantes negros
• Zapatos negros
• Fieltro blanco
• Tijeras y pegante
• Maquillaje para rostro
¿Cómo lo hago?
Corta el fieltro blanco en forma de huesos humanos para formar el terrorífico cuerpo del esqueleto. Recuerda recortar dos piezas de cada uno de los huesos para la parte delantera y trasera. Luego pega los huesos a todas las prendas negras como lo vez en la imagen.
Para finalizar, escoge junto con tu niño el diseño de la calavera que vas a pintar en su rostro y deja ver tus dotes de artista.

Payaso matachín
Payaso matachín

La clave en este disfraz es que uses tu imaginación para mezclar colores y texturas

Foto:

123RF

Materiales:
• Prendas de colores
• Aguja e hilo y tela de lentejuelas
• Peluca de colores
• Pantalón rojo
• Cinco cuadros de telas con diferentes estampados
• Medias de colores
• Maquillaje para rostro
¿Cómo lo hago?
Si las prendas que encontraste en el baúl, son muy grandes para tu pequeño debes ajustarlas, luego corta el pantalón rojo, la idea es que sea corto para que se puedan ver las medias, añade al pantalón retazos de las telas estampadas en diferentes lugares para que se vea muy divertido.
Ahora corta la tela de lentejuelas en un rectángulo un poco grande y cóselo en el centro en forma de un moño, luego le pones un elástico o lo coses también al abrigo de colores. Recuerda que puedes comprar la tela y hacerlo a la medida de tu niño o simplemente, comprarlo hecho.
Escoge junto con tu pequeño, el maquillaje que llevará para brillar en Halloween y complementa el look con una peluca.

Un temible pirata
Pirata

Esta es una opción para improvisar con materiales que tienes en casa, tu hijo estará muy feliz con el resultado.

Foto:

123RF

Materiales:
• Una camiseta de rayas
• Un pantalón negro o jean
• Tela roja
• Puedes usar un chaleco (opcional), un parche y un sombrero con estampado de calaveras
¿Cómo hacerlo?
Viste a tu pequeño con el pantalón y la camiseta. La tela roja es para usar como pañoleta, algo muy característico de los más temibles piratas. Si tu hijo quiere, píntale una barba en su rostro para que se vea feroz y, haz con un tutorial, el gorro de pirata con cartulina y luego lo usas como molde para hacerlo en fieltro.

Ángel celestial
Ángel

Las plumas le darán a tu niño un aspecto celestial y, sin duda, se robará todas las miradas, con una creación hermosa.

Foto:

123RF

Materiales:
• Vestido blanco o túnica
• Cintas doradas (opcional)
Para las alas
• 60 cm de tul blanco
• 2 m de plumas
• 1 m de alambre galvanizado
• 1 m de elástico blanco
• Pegante
¿Cómo hacerlo?
Para iniciar, debes hacer las alas que son la esencia central del disfraz. Toma el alambre y dóblalo hasta conseguir la forma de las alas dependiendo de la estatura de tu niño, corta los sobrantes de alambre para que no se vaya a lastimar.
Luego extiende el tul sobre las alas y recúbrelo, dejando un sobrante de dos centímetros para pegarlo al rededor del alambre, trata de no aplicar el pegamento directamente en la tela para evitar que se arrugue.
Para sujetar las alas al cuerpo de tu hijo pega el elástico en el centro y deja dos orificios para que pueda meter sus brazos. Para dar más realismo a las alas, pega varias plumas alrededor. Si quieres darle más realismo al disfraz puedes tomar la túnica o vestido blanco y pegarle cintas doradas en la cintura y mangas.

Hada vaporosa
Hada vaporosa

La suavidad de este vestido le dará un realismo impresionante, tu pequeña hija estará encantada.

Foto:

123RF

Materiales:
• Tul rosado
• Camiseta del color que tu pequeña prefiera
• Cinta rosada de 3 m de ancho
• Corona y varita mágica (opcional)
Para las alas
• Malla rosada de nailon
• 2 m de plumas
• 1 m de alambre galvanizado
• 1 m de banda elástica rosada
• 1 hoja de cartulina rosada (opcional)
¿Cómo hacerlo?
Para la falda debes usar varias capas de tul de forma irregular para lograr más volumen y que se vea realmente vaporoso. Une todas las capas una sobre otra, pero no te olvides dejar un espacio libre en la cintura para un elástico para que se ajuste al cuerpo de tu hada mágica.
Luego debes hacer la forma de las alas con el alambre y extender el tul a su alrededor cortando a la medida exacta, así solamente te queda pegarlas y no tendrás que cortar ningún sobrante. Pega el elástico en la mitad de las alas para que tu niña pueda cargarlas fácilmente. Si quieres puedes decorarlas con plumas a su alrededor. Consigue una corona o puedes hacerla con una banda elástica y la decoras con flores plásticas de colores o, por qué no, con flores pequeñas reales.

Bruja aterradora
Bruja

Una opción diferente y muy divertida, con la que tu niña disfrutará jugando con sus amiguitos.

Foto:

123RF

Materiales:
• Satín negro
• Aguja e hilo
• Silicona y tijeras
• Cartulina
¿Cómo hacerlo?
Para hacer la túnica debes medir el cuerpo de tu hijo desde el cuello hasta dónde quieres que vaya el traje. Toma dos cuadros grandes de satín negro y corta la forma del cuerpo, no olvides marcar el cuello y las mangas, cose bien por los bordes dejando libres los orificios para manos, cabeza y pies. Si quieres puedes hacer varias capas con el satín o usar tul negro para que se vea mágico.
Con la cartulina negra y un tutorial de internet haz el sombrero Luego que tengas armado el sombrero puedes darle un toque original dibujando figuras como telarañas o decorarlo con escarcha de colores. Si deseas puedes pintar los ojos y labios de tu hija de color negro y así conseguir una imagen perfecta para la noche de Halloween.