Causas físicas y sicológicas que afectan a la madre y al bebé ocasionan el parto prematuro

Foto:

 -

Por: Abcdelbebe.com
julio 13 de 2011 , 12:09 p.m.

Algunas mujeres o bebés presentan ciertas patologías que se recomienda ser tratadas con un grupo interdisciplinario, incluyendo una sicóloga, para evitar futuros percances. 


Cuando el parto ocurre antes de la semana 36 de gestación, periodo en el cual el feto se considera maduro y apto para el nacimiento, se le llama prematuro. Ciertos factores que afectan al bebé y a la madre influyen para que se dé esta circunstancia.


A nivel físico, “la causa más frecuente es un problema infeccioso en la mujer o en el feto, infección vaginal y/o urinaria complicada, asociada o no a una infección del bebé y del líquido amniótico, la cual se denomina corioamnionitis; esta es la primera causa que se debe descartar y, si es posible, tratar”, explica la ginecoobstetra Patricia Valencia, directora científica de Maternity -Spa.


Otros aspectos que pueden originar el parto pretérmino son el exceso de actividad física, embarazos múltiples, abundancia de líquido amniótico, presencia de hipertensión arterial o preeclampsia, diabetes gestacional, hipertonía uterina y la malformación del útero relacionada con una mala posición del feto dentro del vientre.


En el ámbito emocional, el estado sicológico de una madre que se encuentra en una situación adversa influye para que presenten problemas en su cuerpo. Sandra Zorro, sicóloga perinatal de la Unidad de Medicina Materno Fetal de la Clínica Colsánitas, dice que “el estrés puede generar condiciones fisiológicas como la liberación de una sustancia denominada prostaglandina, la cual provoca contracciones uterinas ”, afirma la experta.


La ansiedad, los temores y la depresión, entre otros factores, también pueden ser generadores de un parto prematuro.

Cómo prevenirlo
Las gestantes deben tener un apoyo familiar y de pareja. Además, la madre debe estar en control prenatal regular y estricto, y debe seguir los consejos del especialista. En los casos de gestación de alto riesgo, embarazos múltiples o con diagnóstico de anomalías fetales, se aconseja consultar a un equipo médico multidisciplinario.

Por Karen Johana Sánchez

Redactora ABC del bebé