Es necesario usar métodos de planificación, mientras se lacta

Foto:

 -

Por: Abcdelbebe.com
mayo 03 de 2012 , 02:21 p.m.

La inyección y las minipíldoras son algunos de los recomendados.


La prolactina es una hormona que se produce durante la lactancia y que, de alguna manera, actúa como ‘anticonceptivo’, por lo que muchas mujeres se sienten protegidas de un nuevo embarazo, solamente con alimentar a sus pequeños hijos.

Sin embargo, esta protección no es suficiente y muchas quedan embarazadas en el periodo de amamantamiento. Para cuidarse con mayor certeza, se recomienda visitar al ginecólogo, para que sea él quien formule el anticonceptivo más adecuado en esta etapa, que debe tener menor carga hormonal que los tradicionales.


Los recomendados
La ginecoobstetra de Profamilia Judith Elena Marrugo explica que algunos anticonceptivos pueden inhibir la lactancia y, por esa razón, las mujeres deben asesorarse de un médico. La experta asegura que la inyección trimestral es ideal para esta etapa, porque solo contiene progestágenos; además, hace que las mujeres no menstrúen durante el tiempo que se la aplican. “No reciben estrógenos y por eso el útero no se prepara para un embarazo; por lo tanto, no hay descamación y no se presenta la menstruación”.


Algunas mujeres creen que puede haber algún riesgo para su salud si no tienen el periodo; sin embargo, de acuerdo con la experta, “lo único que ocurre es que el útero no se acomoda para albergar un bebé y eso no significa que pueden aparecer enfermedades, ni tumores, ni cáncer”.


Las minipíldoras son otra opción que contienen menor carga hormonal (solo progesterona). La diferencia con las píldoras comunes es que deben tomarse exactamente a la misma hora del día todos los días, para asegurar su mayor efectividad. La madre puede empezar a planificar los días posteriores al parto, hasta cuando termine de lactar, luego podrá retomar su anterior método. La experta asegura que no hay motivos para temer que los anticonceptivos se metabolicen en la leche y afecten al bebé.


Actualmente, los laboratorios han mejorado los métodos para garantizar menos efectos secundarios y más beneficios. Si no se acude al médico, pueden presentaPor ejemplo, si una mujer sufre desórdenes hormonales que la hacen subir de peso, además de planificar, el medicamento ayudaría a contrarrestar el problema. rse efectos secundarios indeseables, debido a que cada producto tiene características que los hacen apropiados para unas mujeres y para otras no.