No es pecado comer durante el trabajo de parto

Foto:

 -

Por: Abcdelbebe.com
junio 23 de 2015 , 03:17 p.m.

Existen puntos de vista diferentes sobre si es aconsejable comer o beber durante el trabajo de parto. Algunos médicos afirman que la comida en el tracto digestivo podría complicar el nacimiento del bebé. En cambio, otros dicen que una mujer en este proceso necesita fluidos y calorías para mantenerse fuerte y hacer mejor su labor.

Antes, por las grandes cantidades de analgésicos y la anestesia general, se tenía miedo de que las embarazadas no pudieran controlar la respiración ni la ingestión durante el nacimiento del bebé, y si una mujer comía justo antes del parto corría el riesgo de vomitar y luego aspirar el contenido estomacal hacia los pulmones, asfixiándose.

Ahora las cosas han cambiado. Los médicos ya no suministran medicamentos tan fuertes y muy rara vez utilizan anestesia general para el parto; sin embargo, recomiendan no ingerir alimentos grasosos porque si hay náuseas estas pueden derivar en vómito. Esto no es peligroso, pero representa un malestar adicional.

No existen estudios que demuestren que el ayuno es bueno para el parto. Por el contrario, tiende a subir los niveles de estrés y de deshidratación. Además, el contenido estomacal puede ser peligroso si se aspira por su alta concentración de ácido.

Cuando las mujeres comen durante el trabajo de parto son menos propensas a necesitar oxitocina y requieren una menor cantidad de medicinas para el dolor. Comer gelatina, frutas o tostadas puede ayudar a almacenar energía para usarlas cuando se necesiten. También se recomienda tomar bebidas transparentes como jugo de manzana, té o caldo. Lo fundamental es consumir alimentos ligeros.