La pelvis estrecha de las mujeres lleva a más partos por cesárea

Estudio: pelvis estrechas hacen que se aumenten las cesáreas, impactando la evolución humana.

La pelvis estrecha de las mujeres lleva a más partos por cesárea
Foto:

 -

Por: Abcdelbebe.com
diciembre 27 de 2016 , 05:33 p.m.

Cuando una mujer va a dar a luz, tiene dos posibilidades para el nacimiento: el parto natural o la cesárea. Últimamente, la segunda opción es la más común, en muchos países del mundo desarrollado, como España donde es del 21 % anual, cuando la Organización Mundial de la Salud, (OMS) recomienda que este método no supere el 10 o el 15 % al año por país. En Colombia, por ejemplo, el tema alcanza cifras preocupantes que superan el 45 % de cesáreas por año.

Precisamente por ser una práctica cada vez más común, las cesáreas pueden llegar a afectarnos a un nivel más profundo de lo que pensamos y así lo demuestra una nueva investigación sobre el tema, de la Universidad de Viena que concluyó que los partos por cesárea están teniendo un impacto en la evolución.

Por qué sí o no: Parto natural, la mejor opción para bebé y mamá

Según el estudio, cada vez son más las madres que tienen que recurrir a la cirugía para dar a luz, porque el bebé no cabe por el canal vaginal. Los científicos constataron que los casos en los que el bebé no puede pasar a causa de la pelvis pequeña de la madre se han incrementado de 30 de cada 1.000 en 1960 a 36 de cada 1.000 nacimientos hoy en día.

“Sin las intervenciones médicas modernas este tipo de problemas serían letales y esto es, desde una perspectiva evolutiva, selección”, sostiene el doctor Philipp Mitteroecker, del departamento de biología teórica de la Universidad de Viena. “Las mujeres con una pelvis estrecha no habrían sobrevivido hace 100 años. Lo hacen ahora y les transmiten los genes que codifican una pelvis estrecha en sus hijas", indicó el médico.

Una de las preguntas que se planteaban los científicos es por qué no ha aumentado el tamaño de la pelvis humana, pero sí los bebés tienen una cabeza más grande en comparación con otros primates. Para intentar dar respuesta, los investigadores diseñaron un modelo matemático con datos de la OMS y otros estudios. Y encontraron fuerzas evolutivas opuestas.

Por un lado, se detecta una tendencia a tener recién nacidos más grandes, más sanos. Sin embargo, si crecen demasiado durante la gestación se quedan atascados durante el parto. Y es ahí donde las cesáreas han ayudado a que ambas tendencias puedan coexistir y en contraposición. “Un lado de esta selección natural –una tendencia a bebés más pequeños que puedan pasar por el canal vaginal– ha desaparecido debido a las cesáreas”, anunció el doctor Mitteroecker.

¿Y entonces, en el futuro, todos los niños acabarán naciendo por cesárea? Según los científicos, no necesariamente. Los investigadores creen que esta tendencia evolutiva continuará muy lentamente, por lo que ese hipotético futuro de cesáreas masivas está aún muy lejano y es mejor que se mantenga así, porque sí la incidencia sube, trae consigo otras consecuencias relacionadas con el no paso por el canal vaginal.

Lee más: 'Nacer es un acto natural de amor'