Así funcionan las pruebas de embarazo

Conoce cuáles existen, cuando realizarlas y qué tan confiables son.

PRUEBAS DE EMBARAZO

El objetivo de estas pruebas básicamente consiste en detectar la presencia de la hormona gonadotropina coriónica (HGC) presente únicamente durante el embarazo.

Foto:

123RF

Por: Abcdelbebe.com
octubre 25 de 2018 , 11:16 a.m.

Inicialmente, usted debe saber que no siempre hay que esperar un retraso en la menstruación para determinar si está embarazada. Según el doctor Juan Carlos Vargas, ginecólogo, asesor científico y gerente de investigación de Profamilia, existen dos tipos de pruebas que permiten determinar si una mujer se encuentra en periodo de gestación: la de orina y la de sangre.

¿Cómo funcionan? La de orina, por lo general, se trata de un dispositivo de fácil uso. Para utilizarla, lo primero es recoger una muestra, preferiblemente, la primera micción de la mañana, momento en el cual la hormona del embarazo está más concentrada en el líquido. Luego, se introduce el marcador y se esperan algunos minutos mientras el aparato procesa la información. Es importante usarla de forma correcta, razón por la cual se debe leer las instrucciones y seguirlas al pie de la letra.

Se puede usar 15 días después de la sospecha de embarazo, o 3 días después del retraso, por si prefiere esperar. Si se realiza en este periodo, el porcentaje de confiabilidad es del 97 por ciento, siempre y cuando sean productos confiables, de marca tradicional, de venta en Profamilia, en droguerías reconocidas o con su ginecólogo de confianza. De todas maneras el resultado debe confirmarse con una prueba de laboratorio.

Por su parte, las pruebas de sangre funcionan de manera distinta. Las hay de dos tipos: una, la que arroja la presencia de la hormona y, la otra, la que indica la cantidad de hormona presente en la sangre; esta última casi siempre es ordenada por el ginecólogo tratante. Puede ser positiva entre los días 10 y 12 posteriores a la relación sexual.

Las pruebas de sangre ordenadas por el especialista, además, brindan una primera idea de si el embarazo evoluciona adecuadamente, resultado que podrá confirmarse con la ecografía. Se sugieren especialmente a mujeres que se encuentren en tratamiento de fertilidad o con antecedentes de abortos espontáneos o embarazos ectópicos. En algunas gestantes permite hacer seguimiento del embarazo cada 48 horas. Tiene un porcentaje de confiabilidad del 98 por ciento.

La pruebas de orina detectan entre el 15 y 25 de sensibilidad de la hormona del embarazo. Mientras que las de sangre reconocen más del 5 por ciento.

Según el doctor Iván Darío Escobar, endocrinólogo, el nombre original de la hormona del embarazo es gonadotropina coriónica humana, o hCG, se produce durante el embarazo debido a la presencia del embrión en el vientre materno.

En caso de que el resultado sea negativo y la mujer continúe con la duda de estar embarazada, se sugiere repetir la prueba varios días después o consultar con su médico de cabecera. En caso de que varias pruebas resulten negativas, es probable que los síntomas no estén asociados a un embarazo.

¿Hay algo que pueda afectar el resultado?

Los medicamentos no lo alteran. Tampoco si la mujer tiene gripa, es fumadora o ha ingerido bebidas alcohólicas. Algunas veces, los fármacos que contienen la hormona HCG pueden causar un positivo falso en el resultado.
No obstante, el ginecólogo Juan Carlos Ramírez asegura que “en definitiva, las dos pruebas son precisas, aunque las pacientes piensan que la de sangre es más confiable. Además, desprecian las pruebas que tienen menor costo porque creen que pueden dar un resultado erróneo”.