Cómo aliviar las principales molestias que surgen durante el periodo de gestación

Foto:

 -

Por: Abcdelbebe.com
abril 17 de 2012 , 03:44 p.m.

Los especialistas coinciden en que es necesario informar al médico tratante sobre los malestares, para descartar problemas mayores.


Con los nueve meses de gestación llega, también, un sinnúmero de molestias que pueden afectar la vida cotidiana de la mujer.


* Náuseas
Luis Alberto Cáceres, ginecólogo endocrinólogo, asegura que “se trata de un estado normal del embarazo por los niveles aumentados de las hormonas, especialmente de la gonadotropina coriónica”.
Para controlarlas, se recomienda que las mujeres eviten consumir grasas animales, embutidos y salsas.
El ginecoobstetra José Joaquín Gómez añade que es útil tratarlas con medidas caseras (agua de jengibre, aguas aromáticas), medidas locales (bandas antináuseas) y tratamientos médicos.


* Cansancio y sueño
Es frecuente desde el segundo trimestre, pues, según explica Gómez, por el aumento de peso, del abdomen y la retención de líquidos, “las mujeres tienen que cambiar su eje de sustentación para no perder el equilibrio (caminan como un pato), esto cansa los músculos de la espalda e hincha las piernas”.
Ahora bien, en el tercer trimestre, por el crecimiento del vientre, se desplaza el diafragma (músculo que separa tórax del abdomen); así, los pulmones tienen menos espacio y se disminuye la capacidad vital (menos cantidad de aire en estos órganos).
Para aliviar la molestia, se debe utilizar ropa cómoda, evitar largas caminatas y jornadas laborales extensas.


* Agrieras y reflujo
Se puede presentar en el segundo trimestre. Es favorable manejarlo con una dieta en la que se eviten cítricos, gaseosas, condimentos y alimentos que producen gases.
Gómez comenta que, además, se puede subir un poco la cabecera de la cama. Es decir, adoptando una posición al acostarse de 45 grados. Si es muy fuerte, el médico indicará el uso de antiácidos.
El estreñimiento se puede controlar con fibra y líquidos abundantes o jaleas de fibra.


* Dolor de cabeza
Cáceres afirma que aunque es muy frecuente, hay que consultar para descartar un cuadro de hipertensión o diabetes gestacional. El médico puede indicar el uso de analgésicos que no interfieran en el desarrollo del embarazo. Además, se debe evitar el consumo de bebidas negras.

Sensibilidad a flor de piel
Los cambios hormonales (principalmente los altos niveles de progesterona) tienen repercusiones en los estados emocionales de las gestantes. Por eso, es probable que algunas se tornen más irritables o sensibles. Para ello no hay ningún medicamento ni tratamiento casero que valga; sin embargo, ayuda a aliviarlo el acompañamiento adecuado de la pareja o la familia. Es decir, en la medida en que ellas se sientan amadas, respaldadas, comprendidas y apoyadas por él, con su asistencia a los controles prenatales, las ecografías, las demás consultas y otros preparativos disminuirá su fragilidad emocional.