Claves para afrontar una separación durante el embarazo

Aprender a manejar las emociones durante una ruptura amorosa es clave para no afectar tu salud.

SEPARACIÓN O DIVORCIO EN EL EMBARAZO

Una de las recomendaciones es evitar a toda costa las peleas durante el embarazo.

Foto:

123RF

Por: ABCdelbebe.com
octubre 19 de 2017 , 12:10 p.m.

Si bien es sabido que es muy doloroso afrontar una ruptura amorosa, el asunto empeora cuando sucede en pleno embarazo. Pero debes saber que esto puede ocurrir por diversas razones: incompatibilidad de caracteres, infidelidad, asuntos económicos, problemas de alcoholismo, agresiones físicas y verbales, entre muchos otros motivos.

De hecho, según Luis Alberto Cáceres, ginecólogo endocrinólogo, “en consulta es muy frecuente encontrar parejas en momentos de conflicto y con ganas de separarse. Sin embargo, esto se da, en la mayoría de los casos, porque el hombre no logra aceptar todos los cambios hormonales y físicos que debe asumir la mujer durante esta etapa. Algunas de ellas lloran, se ponen más sensibles de lo normal e incluso presentan depresión y ansiedad, algo que sus parejas son incapaces de tolerar, chocan con el temperamento y no logran aguantar”.

A nivel fisiológico, lo que puede suceder es que la madre presente un cuadro de estrés emocional que desencadena la liberación de grandes cantidades de cortisol, hormona que, a su vez, estimula la producción de prolactina, otra hormona que puede desencadenar parto prematuro.

Ahora bien, es importante reiterar que entre las consecuencias que puede generar una separación o un divorcio hacia el final del embarazo está que la mamá presente hipertensión o diabetes gestacional, producto del estrés emocional al que se verá expuesta.

conflictos pareja en el embarazo

En muchos casos, los conflictos se presentan porque los hombres no logran tolerar los cambios emocionales de su pareja.

Foto:

123RF

Cambios emocionales

En esta etapa todas las mujeres deben verse enfrentadas a cambios en sus estados de ánimo. ¿Quién se salva de una tristeza?, ¿de una pelea?, ¿de un ataque de estrés? ¡Nadie! Sin embargo, vale aclarar que todas las emociones que siente la madre su hijo las capta. Es deber de las madres sopesarlas con emociones positivas, demostraciones de cariño, afecto, buena disposición, actitud positiva y sonrisas. Siempre que se propicie un ambiente de cariño y amor, el niño crecerá emocionalmente sano.

Para la doctora Victoria Cabrera, psicóloga del Instituto de la Familia de la Universidad de La Sabana, el principal consejo para las parejas es evitar las peleas durante el embarazo, ya que la mujer tiene cambios emocionales importantes durante este periodo. A algunas mujeres se les incrementa la ansiedad, el estrés y la preocupación.

Estos cambios obedecen a que existen unos receptores en el cerebro que afectan las moléculas que controlan el estado emocional de los seres humanos.

Aunque no es frecuente, existen mujeres que durante la gestación requieren manejo psiquiátrico. El motivo de consulta es que junto con sus parejas no saben manejar la situación.

El principal consejo para las parejas es evitar las peleas durante el embarazo, ya que todas las emociones que vive la madre, las transmitirá a su pequeño

Acompañamiento, la clave

Según la doctora Carolina Molina, psicóloga, “una separación es un evento crítico de alto estrés para las personas que lo viven, especialmente durante el embarazo, por eso es importante que la mujer, quien se siente a cargo del bebé, esté acompañada y con un apoyo importante por parte de su familia y amigos”.

De hecho, para la doctora Cabrera, aunque la separación implica un acto doloroso, sumado al embarazo, existen estudios que demuestran que para muchas mujeres el divorcio no significa una tristeza sino una especie de alivio, especialmente cuando hubo violencia intrafamiliar, agresión y conductas adictivas de parte del hombre. No contar con la pareja para formar a sus hijos puede resultar positivo en lo económico, moral y espiritual, en esos casos específicos.

En ellas, la separación puede significar un momento de valentía al dar por finalizada su relación y, posteriormente, tener una mejor expectativa para sacar adelante sola a sus hijos.

Es clave que la mujer enfrente con buena actitud este momento de su vida. Una opción es concentrarse en sus recursos personales, reconocer sus habilidades y fortalezas para evitar caer en el alcohol, cigarrillo, drogas, agresión, depresión o suicidio.

embarazo y separación

Para muchas mujeres la separación de su pareja resulta ser un alivio, en especial, si la relación ha sido bastante conflictiva.

Foto:

123RF

La vía legal

Jaime Mendieta, docente de la Facultad de Derecho de la Universidad El Bosque, afirma que, para registrar al niño como propio “la pareja, al estar legalmente casada, solo necesita presentar el registro civil de matrimonio  y, de esta manera, generar una obligación de manutención con respecto al menor”. La madre no requerirá autorización del padre.

Esto quiere decir, que los hijos nacidos dentro del matrimonio, legalmente, se reconocen como propios por disposición legal.

Si, por el contrario, es unión libre, debe existir algún documento que lo certifique y de esta manera se pueda expresar el reconocimiento como padre del menor.

*Nombres cambiados a petición de la persona entrevistada.