¿Pasar por un escáner de metales afecta a mi bebé?

Los escáneres de metales no están contraindicados en el embarazo. Sin embargo, tienes derecho a evitarlos.

¿Pasar por un escáner de metales afecta a mi bebé?
Foto:

 -

Por: Lizeth Salamanca Galvis
julio 10 de 2017 , 12:42 p.m.

¿Estas embarazada y has sentido temor de pasar por un detector de metales o un escáner de seguridad porque crees que le pueden causar algún daño a tu bebé?

Es habitual ver cómo en aeropuertos, complejos empresariales y centros comerciales, las mujeres que se encuentran en estado de embarazo huyen ante la inspección que se realiza a través de estos dispositivos de seguridad.

Por eso, ABC del Bebé consultó a algunos expertos para saber si, en realidad, estos elementos representan un peligro para el pequeño que viene en camino.

Para el doctor Daniel Eduardo Londoño Narváez, ginecobstetra de la Universidad del Rosario y médico de la Clínica Reina Sofía, señala que no hay ninguna clase de prueba o evidencia que indique que estas herramientas generan riesgos para la mamá o el bebé durante el embarazo.

“Los detectores de metales y puertas metálicas funcionan con campos electromagnéticos, los cuales son similares a los generados por cualquier aparato electrónico. Este tipo de instrumentos no generan radiación ionizante y, por ende, no tienen potencial de daño para los niños”, añade el ginecobstetra Pablo Victoria.

Es decir, el detector de metales utiliza una serie de imanes que generan campos magnéticos de baja intensidad; cuando una persona pasa muy cerca por esta máquina o elemento, el detector tiene una especie de imán que detecta la presencia de un objeto metálico en el cuerpo de la persona, pero no produce ninguna clase de radiación ionizante, señala el doctor Londoño: “No es una radiografía ni parte de una radiografía”.

Entonces, ¿por qué las madres se confunden? Según los expertos, ellas creen que al ser inspeccionadas por un detector de metales se exponen a una fuerte radiación a través de una especie de radiografía, pero estos aparatos solo detectan metales de alto calibre.

Conoce qué tan ciertos son otros mitos relacionados con el embarazo

¿Y las radiografías?

En cambio, las radiografías, o rayos X, técnicas de diagnóstico que se utilizan en clínicas y hospitales, tienen otro tipo de procedimiento que usa radiación y es con lo que comúnmente se confunden las madres, pues estos exámenes, en ocasiones, se evitan durante el embarazo, indica el doctor Daniel Eduardo.

Sin embargo, “si la madre tiene una fractura o un tratamiento odontológico en el que necesita hacerse la radiografía, la persona que va a realizar el procedimiento debe aplicar las medidas de protección necesarias y usar la dosis mínima de radiación para hacer la labor. Es más, si la mamá, por ejemplo, se fractura el cuello del pie, hay que hacerle el examen las veces que sea necesario con las debidas medidas de seguridad. Eso no implica riesgo para el bebé. Sería grave hacerle tomografía de abdomen y pelvis de manera seguida, pero hoy día hay métodos de diagnóstico mucho más seguros”.

Para el doctor Victoria, aunque siempre se ha tenido un gran temor respecto a los efectos de los rayos X en las madres gestantes gestantes y sus hijos, “es importante aclarar que la radiación generada en un estudio común, como una radiografía de tórax, es tan bajo que se necesitarían aproximadamente 100 radiografías para llegar a causar daño a un feto.

Así las cosas, es claro que la radiación generada, incluso en un estudio radiográfico, no debería causar daño a los bebés y se necesitarían cargas muy altas para que esto pudiera llegar a suceder”.

Lee también: Embarazadas y con cáncer no deben suspender tratamientos

Si aún sientes temor…

Si estas embarazada y sientes miedo, o duda a la hora de pasar a través de los detectores, puedes solicitar una inspección manual y evitar esta situación.

“Aunque en el mundo está catalogado que estos elementos no causan ningún daño ni trauma

a los bebés en etapa de gestación, tampoco se puede obligar a ninguna persona a que pase por los arcos de detectores de metal”, indica un experto (quien pidió omitir su nombre) que se desempeña como coordinador de seguridad privada. En ese caso, añade, cuando la mujer no quiere pasar por un arco detector de metales en un aeropuerto, en una terminal de transporte o en otra entidad, el personal de seguridad debe acceder.

Pero la única opción es que esta persona permita que se le practique una requisa manual.

También te interesa: Recomendaciones para las mamás viajeras