Sueños durante el embarazo

Foto:

 -

Por: Abcdelbebe.com
julio 13 de 2011 , 11:45 a.m.

Las pesadillas que sufren muchas embarazadas, con relación a su estado, no deben ser causa de angustia. Consejos para enfrentarlas.

La mujer está sentada tomando un baño en medio de una laguna. Después, acaricia su vientre, que ya denota varios meses de embarazo y, de repente, sin darse cuenta cómo, su abdomen está vacío. Angustiada, busca al niño y alcanza a ver bajo el agua a un bebé pequeño e indefenso, con dificultades para respirar.

Sueños como este pueden presentarse durante el embarazo y con especial recurrencia en el último trimestre, debido a la cercanía del parto. Las emociones y sensaciones de la gestante están a flor de piel.

No hay por qué angustiarse

La siquiatra Rocío Barrios asegura que no es tan común que ocurran estos sueños, pero tampoco es una situación anormal, debido a que las gestantes se ven enfrentadas con incertidumbre a su nuevo estado, especialmente con el primer hijo. Y esto conlleva a angustias, dudas y muchos temores.

“Los sueños son una manifestación inconsciente de nuestras experiencias y sentimientos conscientes. En general, tienen que ver con el momento de vida por el que se pasa”, agrega la siquiatra.

De esta forma, las mujeres que han tenido pérdidas anteriores pueden sufrir de miedos anticipatorios, es decir, tienen sueños angustiantes en donde ven a su hijo morir, a un bebé muy grande en el momento del nacimiento o demasiado pequeño. Barrios asegura que debe buscarse ayuda cuando las sensaciones derivadas de los sueños se transforman en un obstáculo para continuar con las actividades cotidianas, debido a que el temor ronda los pensamientos y la mujer se obsesiona alrededor del dolor que le produjo esa experiencia onírica.

La mujer debe comentarlos en familia, especialmente buscar apoyo y calma en la pareja. Es normal que los padres y las madres tengan dudas acerca de su capacidad en el nuevo rol, pero no por esto deben asumirse estos sueños como situaciones premonitorias.
Se recomiendan actividades que permitan tener un sueño más relajado.

Una mirada desde la parapsicología

Betty Urrutia, parapsicóloga de la Universidad de Buenos Aires, asegura que el sueño es una actividad de reparación necesaria para compensar nuestras áreas físicas y emocionales. “En el sueño, las personas exteriorizan las frustraciones, debilidades, traumas, alegrías y tristezas. Además es una catarsis de todo lo que tenemos”, asegura Urrutia.

Los sueños más comunesLuna y agua: son la representación de la fecundidad. La tranquilidad que se espera para el parto. Sol: brillando con intensidad quiere decir que la mujer espera que el padre del bebé lo respete, lo apoye y lo quiera. Un bebé demasiado grande al momento del parto: la madre puede estar sintiendo angustia por creer que el parto será doloroso. Un bebé pequeño: es el temor de creer que el niño no tendrá la fuerza necesaria para vivir. Teniendo sexo: puede ser con el esposo o incluso con un ex. Esto representa el sentimiento de la mujer a perder el atractivo hacia su pareja.

Juliana Rojas
Redactora ABC del bebé.