¿Obesos desde el vientre?

Conoce cómo contrarrestar la situación a tiempo.

Foto:

 -

Por: Karen Johana Sánchez
septiembre 25 de 2015 , 12:12 p.m.

Los bebés pueden padecer dificultades nutricionales, como la obesidad, incluso antes de nacer, y una de las principales causas son los malos hábitos que llevas como mamá durante la gestación. Es importante saber que generalmente, no se usa el término obesidad cuando el niño está en formación, sino macrosomía, y aunque parezca increíble, ese sobrepeso se puede detectar por medio de una ecografía que se le realiza a la madre gestante.

Una problemática preocupante, teniendo en cuenta que esta etapa hace parte de “los primeros mil días de vida del niño –contados desde la concepción, abarca la gestación y hasta los 2 años de edad–, los cuales desempeñan un papel preponderante en el potencial de desarrollo físico, intelectual y emocional de su salud futura”, explica Nicolás Ramos, presidente de la Sociedad Colombiana de Pediatría (SCP).

Las causas que explican esta situación son variadas. El endocrinólogo Iván Darío Escobar, director del Instituto de Diabetes y Endocrinología y presidente de la Fundación Colombiana de Obesidad, indica que las principales razones son la obesidad materna y la diabetes: “Estas enfermedades generan aumento de la insulina en la sangre de la materna y del bebé, y esto, a su vez, dispone a la macrosomía del niño, puesto que la insulina se comporta como una hormona del crecimiento dentro del útero”.

Influencias de madre a hijo

Según los hallazgos de un estudio realizado “factores de riesgo perinatales para sobrepeso y obesidad en escolares en una población bogotana”, elaborado por la pediatra y epidemióloga Sandra Johanna Bautista Roa, junto con la pediatra María Angélica Escobar, las mamás con sobrepeso antes de empezar el embarazo, tendrán casi dos veces más riesgo de que sus niños sean obesos entre los 5 y 10 años de edad.

Según la Encuesta Nacional de la Situación Nutricional en Colombia, Ensin 2010, última realizada en el país, el 24,8 por ciento de las gestantes tenía sobrepeso y el 9,8 obesidad. Es decir, que el 34,6 por ciento presentó algún grado de exceso de peso para la edad gestacional; esta situación fue mayor en embarazadas de 25 a 49 años.

El significado de los hábitos

La nutricionista del Cecni explica que el sobrepeso u obesidad de un niño en la primera infancia se puede manejar con un acompañamiento por parte de los padres, cuidadores y especialistas.

Es importante, además, promover la actividad física en tu hijo. Con los avances del mundo moderno, buena parte del tiempo de él está dedicado a los aparatos tecnológicos. La encuesta nacional indica que el 62 por ciento de los pequeños y adolescentes ven televisión o juegan con videojuegos dos horas o más, un tema que preocupa por su relación con el sobrepeso y la obesidad.

En el estudio elaborado en Bogotá también se encontró, según la doctora Bautista, que, de 528 niños evaluados, 207 sufrían de obesidad o sobrepeso. Y que permanecían más de 2 horas al día frente a las pantallas.

En conclusión, la obesidad está condicionada por diferentes factores y es importante que promuevas en tu hijo una alimentación adecuada, y desde la gestación también manejes rutinas de alimentación, aumentar la actividad física, favorecer entornos saludables y limitar el uso de la tecnología.

Recomendaciones para mamá

- Durante la gestación se incrementa el gasto calórico, debes tener una alimentación balanceada para tu bienestar y el de tu futuro hijo.

- Los alimentos indispensables durante el embarazo son carne, pollo, pescado, huevos legumbres, frutas, verduras y leche. El aumento de peso promedio es de 12 kg, puede variar de mujer a mujer.

- Lo mínimo que debes comer es cinco veces al día, tres comidas y dos refrigerios.

- Establece horarios de alimentación para evitar la ansiedad.

- Haz ejercicio según las recomendaciones médicas

- Debes evitar el trabajo físico intenso y el estrés.