Lo que debes tener en cuenta al pensar en el cuarto de tu bebé

Aspectos como la iluminación, la ventilación,  los muebles y la decoración son esenciales.

HABITACIÓN DEL BEBÉ

Decorar la habitación del bebé siempre es un placer. Sin embargo, más allá de la decoración, hay que lograr un espacio cómodo y, sobre todo, seguro.

Foto:

123RF

Por: ABCdelbebe.com
febrero 06 de 2018 , 06:58 p.m.

Así como los adultos necesitamos de una habitación con espacios adecuados, aseada y con elementos y materiales en buen estado, tu bebé requiere también de áreas que le permitan mantenerse saludable y feliz.

Por ello, lo primero que debes considerar a la hora de arreglar el cuarto de tu bebé es un ambiente con condiciones que le ayuden a disminuir riesgos físicos o biológicos, unas condiciones mínimas de sanidad y una adecuada iluminación y ventilación.
ABC del Bebé consultó a Sol Patricia Pulido, diseñadora de interiores y al pediatra Álvaro Jácome para que nos dieran sus consejos a la hora de crear el ambiente perfecto para la llegada del bebé. Estas son sus recomendaciones:

Iluminación

El cuarto debe tener un ambiente claro; es decir, con luz natural, pero no fuerte. La luz artificial se puede manejar con graduadores de iluminación pues si se necesita una luz media, por ejemplo, a la hora de dormir, ésta se pueda regular. Así mismo, utilizar pintura en las paredes de colores pasteles ayuda.

Ventilación

La habitación debe permanecer ventilada. En este aspecto, es importante que, cuando el bebé esté fuera del cuarto, se abran las ventanas para dejar circular el aire, disminuir la presencia de polvo y, por ende, la aparición de una posible alergia. Además, se debe tener en cuenta el aseo del lugar, para disminuir las posibilidades de contaminación y la presencia de elementos transmisores de enfermedades.

La ubicación de la cuna

Lo ideal es que tu niño tenga su propia cuna, colchón y cobijas. Por seguridad y manejo de la temperatura, lo mejor es que la ubiques lejos de las ventanas. Tampoco se recomienda ponerla cerca de la puerta de entrada para que el ruido exterior y el abrir y cerrar de la misma interfieran con sus rutinas de sueño.

HABITACIÓN DEL BEBÉ

La iluminación se puede convertir en tu aliado o en tu peor enemigo a la hora de crear buenos hábitos de sueño.

Foto:

123RF

Muebles

Lo ideal es que pienses en armarios y espacios para almacenar su ropa y organizarla, así como un lugar donde asear a tu pequeño. Trata de elegir armarios y cajoneras con ángulos y diseños sencillos que te permitirán ahorrar espacio en la habitación y facilitar su limpieza.
Además, hoy en día existen muebles convertibles que crecen con el niño como por ejemplo, las cunas transformables en camas y las cajoneras que se transforman en muebles cambiadores. Adicionalmente, conviene instalar una silla cómoda para acompañarlo. En este sentido, las mecedoras son ideales.

Pisos y cortinas

En cuanto a los materiales, en lo posible debes evitar los tapetes que acumulen polvo o las cortinas de tela porque son materiales que fomentan la proliferación de polvo.
En cambio, se aconseja el uso de tapetes en nylon, pisos laminados o una alfombra pequeña, así como persianas o materiales sintéticos que se puedan limpiar con facilidad.
Por su parte, para la lencería se pueden comprar productos elaborados en elementos como el algodón antialérgico.

HABITACIÓN DEL BEBÉ

Elegir los colores, el estilo de los muebles y otros detalles decorativos exige un buen tiempo de análisis entre los gustos personales y las tendencias que imperan en el momento.

Foto:

123RF

Pintura

Las pinturas para las paredes deben ser a base de agua, sin contenido de plomo. Al respecto, lo mejor es que pintes la habitación del niño con antelación para evitar que perciba el olor desde el día de la llegada a casa.

Decoración

Hoy por hoy existen infinidad de diseños y tendencias en cuartos para bebés. Depende de tu estilo y gusto. Lo importante es que estimulen a tu pequeño, no sean diseños sobrecargados y mantengan la armonía. Recuerda que con el paso del tiempo, tu bebé se ira llenando de accesorios y juguetes, por lo que se recomienda una decoración bastante sencilla y práctica.