¿Tacones en el embarazo? Todo lo que debes saber

Aunque estar elegante es una premisa para muchas mujeres, la salud y la seguridad van primero.

Uso de tacones en el embarazo

Usarlos de forma rutinaria aumentan las probabilidades de una caída que puede poner en riesgo tu embarazo.

Foto:

123RF

Por: ABCdelbebe.com
octubre 19 de 2017 , 12:11 p.m.

Muchas mujeres por el tipo de trabajo que desarrollan o la profesión que realizan deben permanecer bien arregladas y esto incluye usar zapatos altos, con plataformas o de estilos escotados o mucho más formales. Todo va bien hasta que sabes que estas embarazada y que poco a poco, te agotarás y será difícil manejar tan exigente calzado.

Ahí es cuando te preguntas: ¿qué tanto puede afectar la salud de una embarazada el utilizar calzado de tacón alto? Según variados estudios, no existe evidencia certificada de que esto acarree efectos negativos en medio de la gestación.

Sin embargo, lo que recomiendan los expertos es que no se usen de forma rutinaria, pues aumentan las probabilidades de una caída que puede poner en riesgo tu embarazo.

Al respecto, el doctor José Luis Duplat Lapide, ortopedista y traumatólogo indica que, en el embarazo, el aumento de peso y los cambios en el volumen y la distribución del peso corporal hacen que el usar zapatos de tacón alto, desestabilicen tu postura y puedas en un traspiés caerte.

Desde el punto de vista ortopédico, el uso de tacones no es recomendable bajo ninguna circunstancia, obviamente, menos para una mujer en estado de gestación

Aunque la vanidad es más fuerte que la comodidad, el utilizar frecuentemente zapatos con tacón alto causa dolor de pies en muchas mujeres y a algunas les llega a deforman los dedos; particularmente el hallux (dedo gordo del pie) y es un factor para desarrollar juanetes.

Además, la inflamación que se produce en los pies aumenta el dolor y la intolerancia a los zapatos estrechos o que sean demasiado puntudos, característica común a la mayoría de zapatos de tacón.

Igualmente, caminar con el tobillo empinado produce acortamiento de las estructuras posteriores del tobillo, principalmente del tendón de Aquiles, lo que hace que quien los usa regularmente, si cambia y decide caminar con zapatos de tacón bajo o descalza, le dolerá.

Del mismo modo, este calzado hace que los pasos sean más cortos ante la prevención y así el cansancio se acentúa. Además, estudios comprueban que estos zapatos producen cargas anormales en tobillos y rodillas, lo que podría favorecer un eventual daño de dichas articulaciones con el paso del tiempo. Si a todo esto sumamos que este tipo de calzado es inestable y cuentan con una superficie de apoyo reducida, sube el riesgo de sufrir esguinces o torceduras del tobillo y caídas.

TACONES DURANTE EL EMBARAZO

Para evitar el cansancio en las piernas, producto del peso de tu bebé, prefiere el calzado cómodo y de suela baja.

Foto:

123RF

Mitos y verdades de usar tacones

¿Crecen los pies?
Definitivamente esto es un mito. Los pies no pueden crecer pues ya se han cerrado los cartílagos de crecimiento de los huesos, lo cual pasa en la adolescencia. Sin embargo, durante el embarazo la circulación venosa se dificulta, lo que ocasiona congestión de sangre en los miembros inferiores, ocasionando una inflamación de piernas, tobillos y pies que aumentan su volumen y, posiblemente debas usar calzado en una talla diferente a la acostumbrada.

¿Qué hacer para el dolor?
Si surge dolor esto se debe al acortamiento del tendón de Aquiles y otras estructuras posteriores del tobillo. Para ello, debes iniciar un tratamiento bajo un plan de fisioterapia que haga que esas estructuras se estiren, además de usar un plantilla que soporte el arco del pie.