Semana 34 del embarazo: tu hijo se mueve cada vez más

¡Felicitaciones!, acabas de iniciar la semana 34 de embarazo.

Foto:

 -

Por: Abcdelbebe.com
noviembre 11 de 2011 , 03:04 p.m.

Tus molestias aumentarán a medida que se acerque el parto y tu bebé cada vez está más pesado y fuerte.

El bebé:
Medida aproximada: 44 cm (Desde la cabeza hasta los pies)
Peso aproximado: 2.200 g

Cambios del bebé
Continúa el aumento de peso del pequeño, pues sigue acumulando grasa cada vez más. Los pulmones están casi totalmente desarrollados; son los únicos órganos que aún siguen madurando. Sin embargo, ya no son muy débiles para enfrentarse a la vida fuera del útero, si se tienen  los respectivos cuidados para bebé prematuros.
Notarás que algunas partes del niño que se pronuncian en tu vientre y puede incomodarte sus movimientos, si aún no se ha acomodado correctamente.


Cambios de la mamá
La cima del útero se encuentra aproximadamente a 14 centímetros del ombligo y puedes haber aumentado casi 10 kilos de peso. Continúa el aumento de volumen de la sangre. Recuerda que tu cuerpo lo necesita, tanto para los cambios durante el periodo de gestación, como para la preparación del parto.
La acidez estomacal puede ser una constante, debido a la presión que ejerce el útero. El dolor de cadera y la hinchazón en las piernas son probables molestias. Pero consulta con el especialista si sientes persistentes hormigueos en tus extremidades.


Consejos de la semana
1. Es hora de que vayas alistando los datos de los especialistas que te han tratado durante este periodo, pues recuerda que, cualquier emergencia, debes informarla a tiempo. Además, debes tenerla a la mano en la clínica para consultar cualquier inquietud, en el momento del parto.
2.  Debes tener tiempos más prolongados de descanso. Algunas actividades laborales durante estas semanas pueden resultar perjudiciales para tu salud y la de tu bebé.
3.  Debes asesorarte sobre todo lo relacionado con el tema de la lactancia. Es mejor consultar a tiempo y no tener problemas a la hora de amamantar; sobre todo, si eres primeriza.
4. Puedes continuar haciendo ejercicio, pero no te excedas y siempre asesórate con el especialista.
5.  Tu cuerpo debe estar coagulando de manera normal, pues es importante para el parto. Algunos alimentos como los cereales fortificados y los vegetales verdes te ayudarán en este aspecto.