VIH positivo, ¿pueden ser madres?

Foto:

 -

Por: Abcdelbebe.com
junio 23 de 2015 , 03:15 p.m.

Aunque los avances de la ciencia sorprenden a diario y aún no se ha encontrado una cura para el Sida, existe un tratamiento, con altos porcentajes de efectividad, para que las mujeres VIH positivo puedan ser madres de niños sanos.

Las Naciones Unidas, en un comunicado reciente, realizó tres recomendaciones para prevenir la transmisión de madre a hijo:

La prevención primaria debe provenir de los futuros padres.

Se deben evitar los embarazos no deseados de mujeres infectadas.

Ya en embarazo, debe reducirse la transmisión del virus a los recién nacidos.

En las dos primeras, la conciencia y los métodos anticonceptivos juegan un importante papel, pero en cuanto al nacimiento de niños sanos, existen controles antes, durante y después del parto que deben seguirse estrictamente en aras de mejores resultados.

"Sin ningún tipo de control, una madre portadora tiene el 25 por ciento de posibilidades de que su bebé nazca infectado", explica Juan Carlos Vargas, especialista científico de Profamilia, y afirma que "con control y medicación antes, durante y después del parto, se ha logrado reducir la transmisión en un 66 por ciento".

Vargas explica que cuando solamente se da la medicación en el último trimestre del embarazo, las posibilidades de transmisión se reducen a un 50 por ciento y cuando se asocian dos medicamentos (en el parto, madre y en el puerperio, niño) se ha logrado un reducción del 38 por ciento.

El protocolo médico indica que el tratamiento debe iniciar a partir de la semana 14 de gestación y llegar hasta la 34.

De qué cuidarse y cómo

La transmisión madre-hijo es conocida como vertical y los factores de riesgo más marcados según la etapa son:

- Gestación: se realiza un conteo de linfocitos CD4 y se determina la carga viral, mediante un examen de sangre, para escoger el tratamiento antirretroviral.

- Parto: ruptura prolongada (más de 24 horas) de la bolsa de las aguas, parto vaginal o mayor exposición del feto a la sangre materna. El especialista asegura que en esos casos "se recomienda realizar una ruptura artificial, programar una cesárea y evitar métodos invasivos de bienestar fetal".

- Puerperio: aunque aún no existen estudios concluyentes, y la Liga de la Leche Internacional haya retado a la comunidad científica a desarrollar las investigaciones necesarias para definir el papel de la leche materna en la transmisión del VIH, las mujeres portadoras no deberían lactar a sus hijos para evitar el contagio.

Nathalia Salamanca
Para ABC del bebé