¿Qué tipo de parto quieres tener?

Muchas familias tienen la oportunidad de elegir la forma en que llegarán sus bebés. Conoce cuáles hay en Colombia.

¿Qué tipo de parto quieres tener?
Foto:

 -

Por: María Del Mar Quintana Cataño
octubre 24 de 2016 , 04:51 p.m.

El momento del parto puede resultar para una mujer como uno de los instantes más sublimes de la vida, pero también, de los más estresantes, por lo cual, la forma en la que deseas que tu hijo llegue al mundo debe ser una decisión de pareja orientada por los especialistas y que te de toda la tranquilidad para vivir de la mejor forma la experiencia.

Algunos médicos consideran que los hospitales, con sus herramientas y profesionales de la salud, siguen siendo los lugares más seguros para el nacimiento de un ser humano. Sin embargo, otras posiciones defienden el derecho de la madre y del pequeño a nacer en un ambiente más amable, como lo puede ser un parto en el agua, rodeados de familiares que les den confort y tranquilidad a ambos.

En 1985, la OMS y la Organización Panamericana de Salud publicaron la llamada ‘Declaración de Fortaleza’, en la que explicaron cómo debía ser un parto y cómo un nacimiento. Según el texto, toda mujer debe ser informada de los distintos métodos de atención al parto, con el fin de que pueda elegir el que prefiera, y esto incluye la posibilidad de dar a luz en su domicilio, si no hay contraindicaciones para ello.

Para que tengas en cuenta: Dudas de las horas previas al nacimiento

Sin embargo, sea cual sea la decisión, expertos de la OMS coinciden en que el acompañamiento de un profesional de la salud es una necesidad ineludible y que existen riesgos potenciales al no asesorarse de manera adecuada en el nacimiento de los bebés.

Por ello, ABC del bebé te cuenta cuáles son las opciones actuales que tienes par que nazca tu hijo.

Parto en clínica, hospitales o centros de salud

Este es el más común de los partos, pues es el que legalmente cobijan los gobiernos de la mayoría de países del mundo. En él contarás con el acompañamiento de profesionales de la salud de distintas áreas como el ginecobstetra, enfermeras, anestesiólogos y otros más especializados. Esta modalidad tiene la ventaja de que el bebé llega con todos los insumos necesarios por si se presenta alguna eventualidad.

“En un parto en centro especializado la madre puede recibir la inyección epidural para disminuir el dolor de las contracciones, realizarse una cesárea en caso de ser requerida y recibir los cuidados inmediatos al recién nacido como la vacunación y la limpieza de cavidades respiratorias”, asegura Edgar Manuel Monzón Ortega, médico ginecólogo y de medicina alternativa.

También se pueden atender algunas dificultades como la ictericia en el recién nacido, que no se detecta durante el embarazo, y que puede requerir fototerapia (exposición a la luz) para ser tratada, o si es necesario realizar un intercambio sanguíneo.

Parto en clínica y humanizado

Esta opción consiste en que la madre tenga su bebé en el hospital, clínica o centro médico especializado, pero con el acompañamiento constante de una dula o consejera. Es decir, aparte del acompañamiento prenatal que reciben madre y bebé, la dula se desplaza con la madre al hospital y entra con ella a la sala de parto para ayudarla de la mejor manera a dirigir su parto.

“De esta forma puedo encargarme de que la madre tenga condiciones psicológicas ideales, respecto al trato, al direccionamiento y a la llegada del pequeño. Además de que se cumplan ciertos derechos como el de poner al bebé en el pecho de la madre, o que ella pueda ponerse en la posición adecuada para parir”, afirma la dula Lina Patiño.

Lee también: Parto natural, la mejor opción para bebé y mamá

Parto en casa: en agua o natural

Este tipo de partos es muy escaso en el país, dado que el acompañamiento médico por parte de un profesional de la salud es muy difícil de conseguir para que acuda a casa.

“Las mujeres que eligen estos partos buscan cambiar el ambiente de los hospitales, sobre todo cuando se sabe de la existencia de protocolos anticuados y del poco respeto hacia la madre y el bebé”, asegura la dula Lina Patiño, quien además es instructora de yoga prenatal.

Para Patiño, no hay nada como poder traer un bebé en condiciones rodeadas de amor y tranquilidad para la madre. Además, la finalidad de estos partos es lograr la menor intervención posible, para que la madre haga el trabajo de manera tranquila y concentrada en su respiración.

Es importante: Periodos del trabajo de parto

“Aunque en un hospital las cosas se hicieran muy bien, parece que el parto en casa se vive de manera más intensa y satisfactoria al estar en tu propio entorno, en tu misma casa, y no en un lugar ajeno y transitorio. Esto, sumado a que en el caso de un parto en agua, el niño llega con menos trauma al mundo por entrar en el mismo entorno acuático del que salió”, añade la dula.

En estos casos, algunos galenos indican que el problema está en que allí no hay las condiciones hospitalarias requeridas en caso de una emergencia, pero reconocen que la atención personalizada siempre será un beneficio en momentos de tanto estrés como lo es un parto.

Otros modernos servicios: Hasta peluquería, las nuevas clínicas lo tienen todo