Antes del embarazo

Ideas erróneas de los padres antes de concebir a sus hijos

Traer un bebé al mundo no es una decisión que pueda tomarse a la ligera.

/ 30 de Diciembre de 2009
Ideas erróneas de los padres antes de concebir a sus hijos        
   
                           
     
Compartir artículo: Whatsapp

Traer un bebé al mundo no se trata de una decisión que pueda tomarse a la ligera, pues hay que evaluar ciertos factores que determinan si la pareja está realmente preparada para hacerlo.


“Aprovechar que hay Año Nuevo, solo como coyuntura, para embarazarse, sería el colmo de la irresponsabilidad, porque equivaldría a encargar un elemento de consumo, como de un catálogo, en el cual se hace el pedido un día y se recibe con un cierto número de semanas posteriores”, comenta la terapeuta de pareja Nelly Rojas y autora del libro Ser amigos para ser amantes.


Construir el nido
La especialista asegura que un bebé se debe encargar solamente cuando hay una concepción de nido en el hogar, previamente establecida por los miembros de la pareja.


“El nido implica que los futuros padres han construido su relación sobre cimientos fuertes de buena comunicación, afecto, sexo y manejo del dinero. Solamente si esos cuatro ejes están presentes y funcionan de la mejor manera, es posible pensar en la posibilidad de tener un hijo”, agrega la terapeuta.


Estos aspectos son fundamentales porque, de una forma u otra, indican si la idea de tener un bebé es un capricho o un proyecto de vida.
Además, no hay que olvidar que un bebé es un tercer miembro en una relación que ha funcionado solamente con dos personas, y a su llegada, esa relación podría tambalear si no es lo suficientemente estable.


Es por ello que se hace necesario que exista una voluntad clara por parte de ambos de ofrecer amor a los hijos, pues no se trata únicamente de darlos a luz.

 

 

 

 

Compartir artículo: Whatsapp