Antes del embarazo

Tabaquismo paterno aumenta riesgo de leucemia en niños: estudio

/ 15 de Diciembre de 2011
Tabaquismo paterno aumenta riesgo de leucemia en niños: estudio        
   
                           
     
Compartir artículo: Whatsapp

Los niños cuyos papás fuman al momento de la concepción tienen al menos un 15 por ciento más riesgo de desarrollar un tipo de leucemia que es la forma más común de cáncer infantil, revela un estudio australiano.
Aunque los resultados, publicados en American Journal of Epidemiology, acreditan múltiples factores en los chicos que desarrollan leucemia linfoblástica aguda (LLA), el nuevo estudio sigue a otros que también hallaron un mayor riesgo entre los hijos de fumadores.
"Los resultados del estudio sugieren que un mayor tabaquismo paterno alrededor del momento de la concepción es un factor de riesgo de la LLA infantil", escribieron los investigadores dirigidos por Elizabeth Milne, del Instituto para la Investigación de la Salud Infantil Telethon, en Australia.
Aunque la LLA es el cáncer pediátrico más común, es una condición rara que afecta a entre tres y cinco de cada 100.000 chicos.
Los expertos encuestaron a las familias de casi 300 niños con LLA, a las que consultaron sobre los hábitos de ambos padres. El equipo comparó también a esas familias con las de más de 800 chicos de edades similares pero que no tenían leucemia.
La conducta tabáquica materna no tuvo impacto sobre el riesgo de los hijos de desarrollar el cáncer, pero los chicos cuyos papás fumaban cerca del momento de la concepción eran un 15 por ciento más proclives a tener leucemia.
Los niños cuyos padres fumaban por lo menos 20 cigarrillos diarios en la época en que se había producido la concepción eran un 44 por ciento más propensos a ser diagnosticados con la enfermedad.
De los nueve reportes previos que los investigadores usaron en su comparación con el estudio actual, seis también hallaron un riesgo mayor.
"La importancia de la exposición al tabaco y los cánceres infantiles se ha pasado por alto hasta hace poco", dijo Patricia Buffler, profesora de la University of California, en Berkeley, que no participó del estudio.
Buffler añadió que dado que el tabaco está lleno de toxinas, incluidas sustancias cancerígenas, no sería alocado pensar que puede haber daño en las células productoras del semen.
Milne coincidió, al señalar: "El semen que contiene (daño) en el ADN aún puede llegar y fecundar a un óvulo, lo que generaría enfermedad en los hijos".
No obstante, Milne agregó que el estudio no prueba que daño en el ADN de los espermatozoides causara la LLA en los niños, dado que la enfermedad se debería a múltiples factores.
Otros factores ambientales relacionados con una mayor posibilidad de que los hijos desarrollen leucemia son la radiación ionizante que provocan por ejemplo las radiografías, y la exposición materna a pintura o pesticidas en el embarazo. (Reporte desde Nueva York de Kerry Grens.

 

 

Compartir artículo: Whatsapp