Antes del embarazo

Medicamentos y fertilidad, desterrando mitos

/ 18 de Octubre de 2006
Medicamentos y fertilidad, desterrando mitos        
   
                           
     
Compartir artículo: Whatsapp

Cuando una pareja intenta concebir y el tiempo pasa y la realidad de la gestación se desvanece, una de las primeras dudas que aparece es si algún remedio en particular es el responsable de la dificultad para quedar en embarazo.

Esta es una duda común pero no necesariamente cierta. Según Eduardo Castro Valderrama, jefe del Centro de Fertilidad de la Fundación Santa Fe, más problemas de infertilidad resultan de malos hábitos (alimentación desbalanceada, peso muy bajo, fumar en exceso o consumo de grandes cantidades de alcohol) que de las medicinas prescritas para tratar complicaciones de salud.

La mayoría de remedios con componentes que pueden afectar la fertilidad suelen medicarse cuando una mujer presenta problemas de salud severos, como cáncer, infecciones o lupus. “Desde el punto de vista clínico, es cierto, esos medicamentos pueden afectar la ovulación, pero desde el práctico, ¿qué mujer con una complicación de ese tipo va a buscar embarazarse?”, pregunta el especialista.

Entre los medicamentos causantes de la disminución de la fertilidad están los corticoides y los citostáticos. Los primeros se prescriben para casos de asma y lupus, y mientras disminuyen la intensidad de la enfermedad, también reducen las hormonas folículo-estimulante y la lutenizante interfiriendo de esta manera en la ovulación.

Los segundos se utilizan en los tratamientos contra el cáncer y en aras de ser efectivos provocan la muerte de las células ováricas.

Los antidepresivos también pueden disminuir momentáneamente la fertilidad al aumentar la hormona prolactina y producir ciclos anovulatorios (sin ovulación). En esos casos, indica Castro, primero se debe tratar la depresión antes de preparar un embarazo.

Para los casos de anovulación y ovario poliquístico, que suelen afectar la producción hormonal y provocar acné o exceso de vello corporal, se recetan remedios como la espironolactona y los antiandrógenos que dificultan la concepción, pero “si la mujer quiere concebir, se le pueden cambiar los medicamentos”, dice.

Por definición, las parejas que buscan un embarazo y no lo consiguen durante un año, buscan asesoría en fertilidad. Pero, según indica el obstetra, “algunos tratamientos pueden alterar la producción hormonal pero la infertilidad no es un evento que ocurre cada cierto periodo de tiempo; no se es infértil un mes y se es fértil de nuevo al otro. Por ello, las personas que toman drogas que pueden disminuir la fertilidad no les pueden atribuir la responsabilidad por la imposibilidad de concebir”.

En el Centro, las causas más frecuentes de infertilidad son: la anovulación, las alteraciones de las trompas de Falopio y el conteo bajo de espermatozoides.

 

 

Compartir artículo: Whatsapp