0 a 6 meses

Diferencias entre el cerebro de una niña y de un niño

Aunque aún falta por investigar, expertos hablan sobre posibles variaciones

/ 18 de Octubre de 2012
Diferencias entre el cerebro de una niña y de un niño        
   
                           
     
Compartir artículo: Whatsapp

Alguna vez se habrá preguntado ¿por qué los niños se ubican tan rápido? ¿Por qué las niñas pueden hacer varias cosas a la vez y los hombres no? ¿Por qué las niñas hablan primero?
Aunque los expertos en la materia indican que aún faltan muchas investigaciones para comprobar que las diferencias entre los cerebros de una niña y un niño influyen en ciertos tipos de comportamientos, hay ciertas evidencias que explican por qué los varones y las hembras tienen ciertas variaciones cerebrales en su infancia.

La influencia de la testosterona
El cerebro humano se forma alrededor de la 4a. o 5a. semana de gestación; desde que los bebés varones están en el útero, sobre todo cuando comienzan su formación, tienen un alto nivel de testosterona, la hormona masculina por excelencia.
“Aparentemente, esta es la encargada de la ‘masculinización’ del cerebro, razón por la cual los niños tendrían más habilidades que las niñas, en el tema de planeamiento motor y en la visopercepción (visión en profundidad) que las niñas. Por ejemplo, esa habilidad para meterse debajo de una mesa cuando
gatea”, explica la neuróloga infantil Olga Lucía Casasbuenas.
A propósito, algunas investigaciones hechas con ratas en laboratorio, a las cuales se les inyectó dosis extra de testosterona antes del nacimiento, demostraron que aquellas con un nivel más alto de la hormona tuvieron un desempeño óptimo en los laberintos, inmediatamente después del nacimiento. Sin embargo, aún falta comprobarlo en humanos.
Para el neuropediatra Álvaro Hernando Izquierdo, esta capacidad de orientación dentro de un espacio está relacionada con la evolución de los primates: “El hombre tiene mucho mejor sentido de la orientación dentro de los puntos cardinales, y eso puede deberse a que los machos orientaban la manada”.
Por otro lado, se ha dicho que el volumen del cerebro del varón es más grande que el de la hembra. Al respecto, el doctor afirma que se debería a que los hombres son más grandes; no obstante, es una diferencia que no está completamente aclarada. Lo que sí es cierto es que esta condición no tiene nada que ver con el desarrollo de habilidades tanto en hombres como en mujeres.
También se dice que en el niño hay un mayor desarrollo de la amígdala –área del cerebro, ubicada cerca al lóbulo temporal, donde se generan y controlan las emociones fuertes–. Para la doctora Casasbuenas, esto influye en que los niños responden con emociones e impulsos más intensos y fuertes, como la agresividad.

En las niñas…
Algunos estudios señalan que la zona del cerebro encargada de controlar las emociones y el lenguaje (núcleo caudato) tiende a ser mayor en las hembras. Para el neuropediatra Izquierdo, además “se ha demostrado es que, en el desarrollo del lenguaje, las hormonas femeninas parecen que son un factor facilitador. Es decir, el estrógeno tiene influencia en el desarrollo cerebral, lo que facilita el desarrollo del lenguaje. Por eso, las mujeres tienen más facilidades comunicativas que los hombres y desarrollan el lenguaje de una manera más rápida”.
El especialista también dice que la mujer tiene mucho mejor desarrollado el sentido del cálculo y medida espacial. Por ejemplo, puede calcular la entrada de un mueble en un área específica, sin necesidad de medirlo. Incluso, es mejor su sentido de planeación. “Por ejemplo, la mujer puede comprar unos zapatos, sin tener el vestido y la cartera porque después los adquiere. En cambio, el hombre es más secuencial y necesita hacerlo todo paso a paso”, indica Izquierdo.
Finalmente, se dice que las mujeres tienen más habilidades para hacer varias tareas al mismo tiempo, mientras que para los hombres es más complicado. Estudios reseñan que esto podría deberse a que el cuerpo calloso del cerebro –estructura que está en la mitad del cerebro y que hace que los hemisferios se conecten– es más grande en las niñas que en los niños. Así, “entre mejor establecidas estén las conexiones del cuerpo calloso, más habilidad tendrá uno para hacer cosas en simultánea”, explica la doctora.
Otras diferencias marcadas entre los cerebros masculinos y femeninos se desarrollan después de la pubertad, o incluso en la adultez.
A pesar de las diferencias mencionadas, los cerebros de todos los niños y niñas son diferentes y maleables, y están en constante desarrollo, gracias a la estimulación y el entorno en el que viven. Es decir, “que un bebé tenga una mayor habilidad no quiere decir que el otro no la pueda desarrollar; el hecho de que exista una generalidad no quiere decir que sea una verdad absoluta. Incluso, a nivel de coeficiente intelectual, el hombre y la mujer están en una igualdad absoluta”, puntualiza Izquierdo.

 

 

Compartir artículo: Whatsapp

Artículos relacionados sobre 0 a 6 meses

La malnutrición afecta el desarrollo del cerebro en los niños

La malnutrición afecta el desarrollo del cerebro en los niños