0 a 6 meses

Contaminación afecta tamaño y salud de los bebés

Un estudio de la Universidad de Oviedo, descubrió que los nacimientos prematuros se incrementan cuando la madre vive en zonas industriales o de mucho tráfico.

/ 8 de Agosto de 2016
Contaminación afecta tamaño y salud de los bebés        
   
                           
     
Compartir artículo: Whatsapp

La  tesis doctoral de la investigadora y bioestadística Ana Fernández, en la que participaron 485 mujeres en embarazo del área santaria de Áviles, reveló los efectos de la contaminación atmosférica en los bebés.

El estudio, dirigido por la profesora Adonina Tardón, se centró en la exposición a dos contaminantes: Dióxido de Nitrógeno (NO2) y benceno.El primero, es el que se asocia al tráfico de automóviles y el segundo a la actividad industrial.

Además, se tomó como foco un área en la que los niveles de polución se encontraban un 20% por encima de los umbrales máximos establecidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Lee también: Problemas respiratorios aumentan a causa de la contaminación

Dentro de las industrias que se presentaron como contaminantes en la zona se encontraban la del aluminio y el acero, el vidrio, la industria química y el transporte terrestre por carretera.

Inicialmente, el objetivo de la investigación era buscar las relaciones entre la exposición a la contaminación atmosférica en la etapa prenatal y el nivel socioeconómico. Por ello, una de las conclusiones del estudio asegura que “la educación y la clase social a nivel individual no están asociadas con la contaminación atmosférica, sino que la exposición a agentes ambientales nocivos  “está determinada por el tipo de zona residencial””.

Artículo relacionado: Embarazadas expuestas a aire contaminado dan a luz bebés más pequeños

Sin embargo, otros datos alarmantes surgieron en el trascurso de la investigación dentro delos cuales se encuentra que los bebés de las madres expuestas a la contaminación nacen con casi un centímetro menos de talla y 22 gramos menos de peso.

Además, también presentan un menor desarrollo neurológico que puede ser constatado a partir de los 18 meses de vida.

Por último, Fernández encontró que estos bebés sufren, durante sus primeros años,  un cinco por ciento más de infecciones respiratorias.

 

 

 

Compartir artículo: Whatsapp