0 a 6 meses

¿Qué hacer con la leche cuando el bebé empieza a consumir otros alimentos?

Foto: Thinkstock

/ 22 de Julio de 2013
¿Qué hacer con la leche cuando el bebé empieza a consumir otros alimentos?        
   
                           
     
Compartir artículo: Whatsapp

Entre los cuatro y seis meses de edad, el bebé empieza a consumir otro tipo de alimentos, diferentes a la leche materna, o de fórmula, debido a que este líquido ya no cuenta con los nutrientes suficientes para suplir todas sus necesidades.

La lactancia materna generalmente se brinda a libre demanda. A medida que el proceso de alimentación progresa, el niño va fijando horarios que casi siempre se establecen cada dos y tres horas, dice Gabriel Lago Barney, pediatra del hospital San Ignacio y docente de la Pontificia Universidad Javeriana.

En este sentido, lo que se recomienda es que se reemplace una cantidad de alimentos suficientes por comida. Es decir, “si voy introduciendo, inicialmente, los cereales y las frutas, estos van a ir reemplazando de manera progresiva una toma de leche (sea materna o de fórmula)”, dice el doctor Lago.

Por su parte, Valeria Calderón, directora de www.nenesdeleche.com y líder de la Liga de la Leche, dice que es importante darle primero el pecho, antes de ofrecerle cualquier otra cosa durante el primer año: “Se trata de complementar la leche materna, no de sustituirla por bebidas o alimentos”.

Ahora, en cuanto a las cantidades, la nutricionista infantil Clara Rojas habla de algunos esquemas de alimentación que no son exactos, porque dependen de cada bebé, e indican que cuando el niño nace y durante los primeros tres meses come alrededor de seis a ocho veces al día, cada tres horas, sobre todo si se alimenta de leche materna. De tres a seis meses come, más o menos, cinco veces al día. De seis a nueve meses, tiene cuatro tomas. Y de nueve a doce, solo tres. Para la doctora Rojas, “esto depende de cada niño, pero muestra cómo con el tiempo se disminuye la toma de leche”.

También indica que el lácteo nunca debe superar, en general, el peso del niño. “La capacidad gástrica del pequeño es de una onza por kilo. Es decir, si el niño pesa seis kilos se le dan seis onzas. Pero el biberón o la toma, máximo, debe llegar a ocho onzas”.

Para el doctor Lago, no es ideal ser tan estricto con estas medidas pues se “medicaliza la vida del niño y la mamá se estresa porque le faltó o se pasó. Hay momentos en que los niños se toman cuatro onzas, y después ocho”.

Por eso, dice, el consejo es que las mamás desarrollen sus propias características. Esta transición se debe dar en función de que el bebé crezca y se integre a la alimentación familiar.

Por los horarios no hay que preocuparse, dicen los expertos. Lo importante es ir fijando unos horarios similares a los de la familia.

 

 

 

 

Compartir artículo: Whatsapp

Artículos relacionados sobre 0 a 6 meses

El consumo de leche puede ir en contra del bienestar de niño, si es...

El consumo de leche puede ir en contra del bienestar de niño, si es...        
 

Es posible alimentar al bebé con leche materna después de la...

Es posible alimentar al bebé con leche materna después de la...