0 a 6 meses

La lactancia también protege a tu bebé del asma

Según estudio niños con tendencia asmática combaten la enfermedad con la lactancia.

/ 7 de Septiembre de 2016
La lactancia también protege a tu bebé del asma        
   
                           
     
Compartir artículo: Whatsapp

 

El asma es una enfermedad que cuenta con una base genética, por lo que se considera que si un hombre o madre la padecen, es probable que su hijo esté propenso a heredar el mismo mal respiratorio. De allí, estudiosos de la Universidad de Basilea (Suiza) se dieron a la tarea de verificar, si las bondades de la leche materna, alimento de alto valor inmunológico, influía igualmente como protector de los pequeños frente al asma.

El estudio se acaba de presentar en el Congreso Internacional de la Sociedad Europea de Enfermedades Respiratorias, confirmando que efectivamente, si se conoce de niños que podrían desarrollar la enfermedad, amamantarlos los protege contra los síntomas.

Aprende más: Asma en niños: una enfermedad manejable

Nuestro estudio es el primero en mostrar que la lactancia materna puede modificar el efecto de los perfiles genéticos relacionados con el asma en los síntomas respiratorios durante el primer año de vida”, comentó Olga Gorlanova, del Hospital Infantil de la Universidad de Basilea, y la Universidad de Basilea en Basilea (Suiza).

Los genes asociados con el riesgo de asma se encuentran en el cromosoma 17. Un estudio reciente informó que los niños que poseían variantes genéticas en el cromosoma 17q21 tenían un mayor riesgo de desarrollar, sibilancias (sonido del aire al pasar por las vías respiratorias congestionadas en forma de silbido) cuando se combina con ciertas exposiciones ambientales.

Fueron 368 los niños suizos con el gen del asma que se incluyeron en la investigación. De tal forma, el equipo de científicos recogió datos de la ocurrencia y severidad de los síntomas respiratorios, durante el periodo de la lactancia en cada uno.

Más del tema: Bacterias benéficas contra el asma

Los hallazgos

Los resultados revelaron que durante las semanas que los lactantes fueron amamantados, los que llevaban los genotipos de riesgo de asma, tenían un 27 por ciento menos de riesgo de desarrollar síntomas respiratorios, mientras que los niños con el gen no alimentados con leche humana mostraron tendencia a un mayor riesgo de síntomas.

La doctora Gorlanova finalizó su exposición diciendo: “a medida que la investigación en este campo avanza, estamos entendiendo más y más acerca de la interacción entre genes y medio ambiente en el desarrollo de asma. Nuestro estudio arroja luz sobre cómo esta interacción puede ser modificada por la lactancia materna”.

Ahora, estos resultados sugiere la experta, deben ser replicados en edades posteriores al primer año, para verificar si el efecto protector de amamantar continúa.

No dejes de leer: Beneficios de amamantar en la 'Semana de la Lactancia Materna'

 

 

 

 

 

Compartir artículo: Whatsapp