0 a 6 meses

Alemania multaría a padres que no quieran ser asesorados en vacunas

Alemania ordenó a las guarderías y jardines que informen qué padres no quieren saber del plan de vacunación.

/ 30 de Mayo de 2017
Alemania multaría a padres que no quieran ser asesorados en vacunas        
   
                           
     
Compartir artículo: Whatsapp

El gobierno alemán, tras el hecho en el que una mujer de 37 años, madre de tres hijos, murió por sarampión esta semana en la ciudad de Essen, lanzó un proyecto de ley, que establece una sanción con multas de hasta 2.500 euros, para los padres que rechacen ser informados sobre los planes de vacunación infantil, antes de matricular a sus hijos en un jardín o guardería infantil de la nación teutona.

La normativa, que será aprobada el 1 de junio en el Bundestag (Parlamento alemán), contempla la obligatoriedad de las guarderías de comunicar a las autoridades sanitarias, la identidad de los progenitores que se nieguen a ser asesorados sobre el tema de las vacunas.

Que todavía hoy mueran personas a causa de un sarampión, eso no nos puede dejar indiferentes. Por eso, vamos a endurecer las normas de vacunación”, dijo el ministro de Sanidad de Alemania, Hermann Gröhe, en declaraciones al diario Bild.

Entérate: Las vacunas han salvado 10 millones de vidas

Hay que decir que el movimiento antivacunas registrado a escala global ha llevado en los últimos años a la reaparición de enfermedades como el sarampión, consideradas erradicadas. En Alemania, un brote de esta enfermedad afectó en 2015 a unas 2.500 personas. El año pasado, en el país se registraron 325 casos de enfermos aquejados por esta enfermedad infecciosa y contagiosa.

En Alemania no es obligatorio que los niños estén vacunados. No obstante, desde que en el año 2015, el país se vio afectado por una ola de sarampión, el gobierno de Angela Merkel modificó la legislación y comenzó a exigir a los padres que entregaran en las escuelas la certificación que acreditara que habían sido informados sobre los planes de vacunación.

Hasta ahora, sin embargo, eran los propios jardines de infantes los que decidían si comunicaban a las autoridades sanitarias los datos de los padres que rechazaban recibir información sobre el calendario de vacunación infantil, ahora será obligatorio.

A pesar de este cambio, Alemania no habla aún de aprobar, como si lo acaba de hacer Italia, la vacunación obligatoria para niños de hasta seis años que quieran ingresar a guarderías y escuelas.

“Creo que nuestras medidas servirán para lograr el objetivo”, destacó el ministro Gröhe, en declaraciones a la agencia alemana Deutsche Presse-Agentur (DPA).

 

 

 

Compartir artículo: Whatsapp