0 a 6 meses

¿El limón limpia los ojos del bebé? ¿Debo fajarlo? Desmienta estos mitos

ABC del bebé despeja las dudas de ciertas creencias populares.

/ 10 de Febrero de 2012
¿El limón limpia los ojos del bebé? ¿Debo fajarlo? Desmienta estos mitos        
   
                           
     
Compartir artículo: Whatsapp

Es muy importante crear hábitos de sueño desde que el bebé es recién nacido. Ellos suelen despertarse cada tres o cuatro horas inicialmente y es indispensable respetar estos ritmos; no darles de comer antes o después. Para crear hábitos, los bebés deben acostumbrarse a dormir en su cuna, sin brazos ni movimientos. También es necesario que durante el día aprendan a dormir con ruidos y luz; de esta manera, comienzan a diferenciar el día de la noche.

Hilo rojo para quitar el hipo
La presencia de hipo les causa preocupación a muchas mamás, quienes acuden al hilo rojo amarrado en un dedo o un algodón mojado en la frente para quitárselo. En la mayoría de los casos, consideran que funciona, pero no es así. Es normal que a un bebé recién nacido le dé hipo con frecuencia, pero no hay cura para ello, pues forma parte del proceso de maduración y control de los órganos. El hipo se quita solo y disminuye a partir de los seis meses.

Limón para limpiar los ojos del bebé
Por ningún motivo es recomendable aplicarle gotas de limón a un bebé para limpiarle los ojitos. Lejos de hacerle un favor, puede ocasionarle un grave maltrato ocular, y por supuesto, un intenso dolor. Los ojos deben asearse con suero fisiológico y gasas estériles desde el lagrimal hacia la parte externa.

Las fajas abdominales
No hay una creencia más falsa y dañina que fajar el abdomen en un bebé recién nacido. Ellos tienen respiración abdominal. Si los fajan, la movilización natural del músculo se les dificulta y su desarrollo puede verse afectado. Es mentira que el ombligo se sale si el bebé no es fajado.

¿Agua mineral o hervida?
Cuando los bebés son recién nacidos no necesitan más agua que la que le aporta la leche materna o de fórmula. Ellos nacen con agua en el 70 por ciento de su cuerpo, así que es muy difícil que sufra una deshidratación. No es necesario darle ningún tipo de agua al bebé.

 

 

Compartir artículo: Whatsapp