0 a 6 meses

La moda a veces sí incomoda

/ 22 de Agosto de 2006
La moda a veces sí incomoda        
   
                           
     
Compartir artículo: Whatsapp

Las joyas son atractivas para adornar el delicado cuerpo del bebé pero, en ocasiones, ponen en peligro su seguridad.

Aunque sus oídos, por ejemplo, pueden perforarse desde el nacimiento, según el pediatra Víctor García es importante que quien realice el procedimiento lo haga bajo medidas asépticas, le coloque preferiblemente aretes de oro porque produce menos reacción alérgica e infecciones, y tome la precaución de poner en los aretes mariposas de seguridad para evitar que se suelten y los ingiera la bebé.

Las balacas, por su parte, producen presión en el cráneo. “Si la mamá no está cerca, el adorno se puede resbalar sobre los ojos de la pequeña o quedar en su nariz y dificultar su respiración”, afirma García. Debe evitarse el uso de anillos, cadenas y pulseras. Los primeros porque puede ingerirlos en caso de zafarse, y las cadenas, por el riesgo de estrangular. Si tiene dijes, podría chuparlos y tragarlos. Con la pulsera puede atragantarse si esta se suelta.

Su ropa debe carecer de botones y adornos por la posibilidad de que se desprendan y el bebé se los lleve a la boca y broncoaspire. Las cintas y cordones, en particular, pueden ahorcarlo o enredarse en sus dedos.

Andrea Linares

Redactora ABC del bebé

Compartir artículo: Whatsapp