Comportamiento

¿Cuándo tus pequeños empiezan a mostrar su personalidad?

Estudios explican cómo la personalidad influye desde la infancia, quién serás en la adultez.

/ 30 de Septiembre de 2016
   
                           
     
Compartir artículo: Whatsapp

 

Hay investigaciones que sugieren la existencia de un vínculo entre nuestro comportamiento cuando apenas tenemos meses de nacidos, y la personalidad que terminamos mostrando en la edad adulta. Esos estudios muestran consistencias entre los rasgos del temperamento infantil y lo que sucede al crecer, pero no todo encaja perfectamente.

Tu personalidad es como una escultura hecha por muchas manos. Tus genes, tus amigos, hasta la escuela a la que fuiste, son parte de los muchos factores que intervinieron en la definición del tipo de persona que eres ahora. Pero, ¿a qué edad se formó tu carácter? Si ahora eres una persona tímida, ¿también lo fuiste en tu infancia?

Pequeños con mucha personalidad

Un estudio de 1950 encontró que la mayoría de los niños pueden ser descritos con una de tres categorías: fáciles, difíciles y ‘lentos para reaccionar’. Existen investigaciones que sugieren la existencia de un vínculo entre nuestro comportamiento a temprana edad, y la personalidad con la que nos definen hoy. Eso no quiere decir que nuestra personalidad fue grabada en piedra en los primeros años de edad, sino que las raíces de quiénes somos pueden ser rastreadas hasta esos primeros días.

Los psicólogos que estudian bebés, usualmente prefieren utilizar la palabra "temperamento" -y no "personalidad"- cuando describen sus comportamientos.

Uno de los primeros estudios en este campo, llamado ‘Estudio Longitudinal en Nueva York’ (1950), fue desarrollado por los esposos Stella Chess y Alexander Thomas. En esa investigación se observó el comportamiento de 133 niños, desde su nacimiento hasta la edad de 30 años, y se realizaron entrevistas a los padres.

Basándose en los hallazgos, los investigadores propusieron nueve facetas del temperamento de los infantes, tomando en cuenta el nivel de actividad, estado de ánimo y capacidad de concentración. También descubrieron que las puntuaciones asignadas en diferentes facetas tendían a agruparse en tres categorías: niños fáciles, niños difíciles y niños lentos para reaccionar.

Te interesará: Genética y ambiente influyen en la formación de la personalidad de un niño

El estudio reveló que los niños clasificados a la edad de tres años como ‘fáciles’ o ‘difíciles’ mostraban un comportamiento similar en la etapa temprana de su adultez. Sin embargo, los investigadores no examinaron los vínculos entre el temperamento de los niños y la personalidad del adulto.

 

 

 

Compartir artículo: Whatsapp