Comportamiento

Ingenie un 'ritual' para acostar a su hijo

/ 2 de Junio de 2006
Ingenie un 'ritual' para acostar a su hijo        
   
                           
     
Compartir artículo: Whatsapp

El sueño es uno de los aspectos más importantes en el crecimiento y desarrollo de los niños.

El sueño es uno de los aspectos más importantes en el crecimiento y desarrollo de los niños. Su carencia puede derivar en conductas anormales como hiperactividad y también afectar el bienestar del hogar.

No existe un número mágico de horas de sueño requeridas por todos los niños. La mayoría están dentro de un rango deducible según la edad; sin embargo, no hay un parámetro establecido y cada uno puede moldear una rutina según sus necesidades.

Cuando los niños tienen entre 1 y 3 años de edad, suelen dormir un promedio de 10 a 13 horas. Esta época es buena para que los padres empiecen a crear una rutina y establezcan un horario para irse a la cama en las noches. No se debe cometer el error de forzar este proceso, porque puede convertirse en una batalla sin fin.

Establecer una rutina para acostarse ayuda a que el niño se relaje y sepa cuándo es el momento para irse a dormir. Para facilitar esta labor durante todas las noches, es aconsejable crear un ritual, que no dure más de 30 minutos, que incluya actividades como leer un cuento, bañarse o escuchar música relajante.

Independientemente del ritual nocturno que se elija, es importante, en la medida de lo posible, que el niño escoja qué pijama ponerse, qué muñecos de peluche llevar a la cama o qué música escuchar. Estas decisiones le darán un sentido de control sobre su rutina.

Para evitar luchas con su hijo a la hora de acostarse, he aquí algunas medidas que pueden ayudar a que se quede dormido.

:: Incluya un período para relajarse en esta rutina. 

:: Cumpla con la hora para irse a la cama, avisando a su hijo media hora y diez minutos antes de tiempo.

:: Permita que su hijo escoja los pijamas que se pondrá para dormir, el muñeco de peluche que lo acompañará en la cama o el cuento para leer.

:: Considere escuchar música suave y tranquilizante.

:: No le dé un biberón para ayudar a que se quede dormido. Esto puede ocasionarle caries.

:: Ponga a su hijo en la cama rodeado de comodidad y acurrucado para darle una sensación de seguridad.

:: Si tiene otro hijo mayor, motívelo para que se vaya a acostar a las horas apropiadas y le sirva de ejemplo a su hermano menor.

 

 

Compartir artículo: Whatsapp