6 a 12 meses

Estudio de zika revela más anomalías en niños de madres contagiadas

Una investigación indica que los bebés, en su primer año, desarrollarían males cerebrales.

/ 22 de Noviembre de 2016
Estudio de zika revela más anomalías en niños de madres contagiadas        
   
                           
     
Compartir artículo: Whatsapp

 

Desde que se reportaron los primeros casos de zika en Brasil y de allí en diferentes países del continente, son muchas las investigaciones que han confirmado que sí existe una correlación entre el contagio con el mosquito vector de la enfermedad, en especial, para las niños de mujeres en gestación, y el nacimiento de pequeños con alteraciones en su desarrollo cerebral y neurológico.

De tal forma, un porcentaje importante de bebés de madres contagiadas con el virus, nacen padeciendo de anomalías de orden cerebral como la microcefalia, que acarrea un desarrollo insuficiente del cráneo, que a menudo se acompaña de atrofia cerebral, una afectación que marca la vida de ese niño totalmente.

Ahora, un nuevo estudio revela que las afectaciones pueden no ser detectables desde el nacimiento como se conocía, sino que dichas anomalías cerebrales pueden aparecer a lo largo del primer año de vida, lo cual amplía las posibilidades de más niños con problemas en su desarrollo.

Lee también: Zika, todo lo que deben saber las embarazadas 

Detalles del estudio

El estudio es de los Centros de Control y Prevención de las Enfermedades de Estados Unidos (CDC) que se dieron a la tarea de estudiar 13 casos de bebés en Brasil, cuyas madres tuvieron zika durante el embarazo. “De ellos, 11 desarrollaron luego microcefalia", apuntaron los científicos.

Así, los investigadores encontraron que algunos bebés infectados por el virus del zika nacen aparentemente normales, pero tienen problemas cerebrales y luego su cabeza va formándose más pequeña de lo normal, es decir microcefalia. “Este crecimiento anormalmente lento de la cabeza estuvo acompañado de serias complicaciones neurológicas”, además, siete de los 13 niños sufrieron epilepsia y “todos tenían problemas de motricidad similares a los de una parálisis cerebral”, agregó el informe del estudio.

Los recién nacidos fueron observados durante su primer año de vida y, por tanto, eran demasiado pequeños para que se les evaluaran sus deficiencias cognitivas. Los investigadores ya sabían que el zika podía causar microcefalia y problemas cognitivos, pero el nuevo trabajo es el primero que muestra un desarrollo de los síntomas después del nacimiento.

“Una microcefalia puede no ser evidente en el nacimiento sino desarrollarse más tarde con anormalidades cerebrales subyacentes”, dicen los médicos. Sin embargo, no todos los niños nacidos tras haber estado expuestos al zika desarrollan este tipo de problemas, y los investigadores subrayan que el estudio no muestra la incidencia con la que puede desarrollar la microcefalia después del nacimiento.

Ante esto, los expertos piden, no obstante, a los ginecólogos realizar tomografías cerebrales a los fetos expuestos al zika y hacer seguimiento médico a su desarrollo en los meses posteriores al nacimiento.

Además: Descubren por qué el Zika produce microcefalia

 

 

 

Compartir artículo: Whatsapp