Desarrollo

En el posparto algunas mujeres no 'soportan' a su marido ¿Qué hacer?

Según estudios, estaría relacionado con la estabilización de sus hormonas.

/ 16 de Abril de 2012
En el posparto algunas mujeres no 'soportan' a su marido ¿Qué hacer?        
   
                           
     
Compartir artículo: Whatsapp

Justo después del embarazo, algunas mujeres manifiestan tener un comportamiento distinto frente a su marido; incluso, muchas veces, lo ignoran por completo. Según los expertos, si la pareja no sabe qué está viviendo y desconoce que este es un comportamiento esperado y temporal, la situación puede dar pie a una crisis en la relación; en los peores casos, puede terminar en un divorcio.


“Lo que ocurre es que al tener un bebé termina una etapa de preparación biológica para recibir al nuevo ser. El sistema hormonal empieza a cambiar y se vuelve a ajustar después de la concepción. Esto altera también el sistema emocional. Está evidenciado por la ciencia”, explica el psicólogo clínico Edgar León Lozano.
Aunque hay muchas investigaciones sobre el tema, para el psicólogo Juan Camilo Mantilla, ninguna es concluyente: “Lo único que se sabe es que cuando una mujer tiene un bebé, sus niveles de estrógeno y progesterona bajan abruptamente; existe esa correlación aunque no se puede hablar de una causa directa con las emociones que experimenta después del parto”.  


“Algunas mujeres dan a luz y empiezan a sentirse mal por su maternidad, no saben qué es lo que realmente está pasando y pueden llegar a tener sentimientos de vergüenza porque se creen malas madres. Esto cambia su ánimo, se sienten tristes y no soportan a su esposo. Desde luego, no son conscientes de lo que les ocurre”, explica el psicólogo Mantilla. Según el doctor, de 10 mujeres que tienen un bebé, por lo menos una experimenta este cuadro.
Para el psicólogo clínico León Lozano, director de Medinet, esta reacción no solo suele suceder en las madres primerizas, también se puede dar con otros hijos.


El psicólogo Mantilla explica que síntomas como el enojo, la ansiedad y la desmotivación son temporales y se presentan por varias causas, pero una de las principales puede ser el llamado ‘baby blues’, que es una alteración del ánimo que hace que una mujer experimente periodos de mucha felicidad o de inmensa tristeza; dura dos semanas justo después del parto.
Si a esto se le suma un sentimiento de decepción, de impotencia, de soledad, de apatía frente a lo que le gustaba a la madre en el que aparecen pensamientos negativos y  baja autoestima, estamos hablando de una depresión posparto, y esto es otro tema, explica el especialista. En estos casos es importante consultar a un siquiatra o a un psicólogo.

Hombres en apuros
Mientras esto le ocurre a la madre, el hombre de la relación se asume como papá, pero también quiere recuperar a su esposa y su relación afectiva. “Esas expectativas en el hombre desinformado no se van a resolver, porque puede interpretar que el niño llegó a ocupar su lugar. La orientación médica le permitirá entender que este estado de la madre no tiene que ver ni con el amor o con el afecto, sino que es un ajuste hormonal”, dice el doctor.
Los dos especialistas coinciden en la actitud que debería tener el esposo frente a esta situación, y las claves son la paciencia, la compresión, el amor y la tolerancia: “El hombre debe entender que la mujer tiene derecho a expresar lo que siente y no se puede inhibir, aunque eso no significa que deba agredir a otros seres humanos. Uno de los errores es mirarla como si fuera una enferma que tiene que reparar ciertas partes de su cuerpo. La exagerada atención logra que la madre se porte como si estuviera realmente enferma y eso extiende la recuperación”, dice.


El doctor Juan Camilo Mantilla agrega que “es natural que la madre esté enfocada en su bebé, pero debe ser honesta con sus emociones y comentarlas a su ginecólogo o al médico que la está tratando tal cual las viva, para que él le explique lo que está pasando y sepa cómo manejarlo”.


Para que esta situación no se salga de las manos de la pareja, deben hablar con otras madres o personas que ya hayan vivido el proceso; también es útil asistir a cursos de preparto donde hacen recomendaciones sobre el tema y así conocerán a qué se están enfrentando.


¿Qué debe hacer?
Cuando la madre está pasando por el momento del postparto, lo más recomendable es que lo viva con naturalidad. Eso quiere decir que debe entender que es una situación que es pasajera mientras se estabilizan sus hormonas y asume su nueva condición de madre.


Los expertos no recomiendan que terceros intercedan en la relación, pues los familiares y los amigos no pueden solucionar lo que los padres están viviendo y les está ocurriendo.
Por otro lado, el esposo debe armarse de paciencia y tolerar el comportamiento de su esposa, entendiendo que no tiene nada que ver con el afecto ni con el amor.


Problemas en la cama
con el estado de ánimo de la madre, según el doctor Mantilla, porque ella busca algún culpable de lo que está sintiendo y, por lo general, transfiere esa culpa a su compañero sentimental.
El psicólogo clínico Édgar León Lozano aclara que si no se hace un manejo adecuado del tema sexual, puede convertirse en un punto de quiebre profundo que con el tiempo termina en frases como “no me aguanto a esta vieja” o en episodios de infidelidad.
“Puede manifestarse una temporal circunstancia parecida a una disfunción en el deseo sexual hipoactivo (disminución o ausencia del deseo sexual), no porque la madre se lo proponga ni porque sea perversa, sino porque es uno de los síntomas de esa etapa”, asegura.
Ante la situación, el doctor Juan Camilo Mantilla piensa que la mujer es la que debe dar la pauta sexual, porque fue su cuerpo el que cambió, y hablar claramento de cómo se siente. “Es importante entender que tal vez haya dolor y se deben seguir las recomendaciones médicas, así como tener mucha comunicación en pareja”, aclara.

 

Compartir artículo: Whatsapp

Artículos relacionados sobre Desarrollo

Cómo controlar las molestias durante el posparto

Cómo controlar las molestias durante el posparto