Desarrollo

Liposucción en el posparto moldea, pero no baja de peso

/ 10 de Febrero de 2009
Liposucción en el posparto moldea, pero no baja de peso        
   
                           
     
Compartir artículo: Whatsapp

Uno de los temores más comunes de las mujeres que desean tener un hijo es el cambio que va a sufrir su cuerpo después de los nueve meses de gestación.

Sin embargo, la preparación que se lleve a cabo antes de la concepción, una alimentación adecuada, hacer ejercicio y si es necesario, una cirugía plástica, son factores que brindan la posibilidad de recuperar rápidamente la figura que se tenía antes del embarazo.


Por la salud de la futura madre y del bebé se recomienda que la mujer no empiece el embarazo con sobrepeso. También pesan las razones estéticas, pues según explica el cirujano plástico Juan Carlos Marciales “al llegar al embarazo con un alto porcentaje de grasa corporal, las posibilidades de que esta aumente su volumen son mayores; con lo cual, se va a presentar además, mayor extensión de la piel”.


Ahora bien, las mujeres que tienen la posibilidad de realizarse una liposucción en el posparto, deben tener claro que este no es un método para bajar de peso, sino para moldear.


Por eso, para obtener los resultados deseados, no basta con someterse a la cirugía y esperar que el cuerpo se encuentre mejor o tal como estaba antes de la gestación; es importante que la mujer disfrute de su posparto, su lactancia y empiece a cuidar su alimentación y a hacer ejercicio. “Así, por su propio esfuerzo, logrará perder grasa. Cuando ha agotado estas instancias y deje de bajar, ahí sí puede buscar a un cirujano plástico para realizarse una liposucción”, comenta Ernesto Andrade, cirujano plástico.


Lactando
El doctor Marciales comenta que por la lactancia es posible que se presente retención de líquidos; por eso, es recomendable que la liposucción se realice después de que esta se haya suspendido. “A través de un examen, evaluamos si la paciente está reteniendo líquidos. De ser así, hay que esperar, pues en el procedimiento no queremos liposuccionar agua, sino grasa. Si la paciente no está reteniendo líquidos, ese es el momento ideal para practicarla”, concluye Andrade.

Compartir artículo: Whatsapp