Desarrollo

Los verdaderos afrodisíacos para revivir la sexualidad después del parto

/ 23 de Noviembre de 2011
Los verdaderos afrodisíacos para revivir la sexualidad después del parto        
   
                           
     
Compartir artículo: Whatsapp

Se cree que el chontaduro y el ceviche incitan el erotismo para recuperar la vida de pareja después del parto. Sin embargo, el clima emocional y la calidad de vida son los afrodisíacos más poderosos.

En la Edad Media se creía que el polvo raspado del cuerno de unicornio hacía que la mujer se doblegara frente a los deseos carnales del hombre. Desde entonces, se le han atribuido poderes especiales a diferentes plantas, alimentos y sustancias que se supone tienen la propiedad de despertar el deseo sexual, explica el urólogo y terapeuta sexual Alonso Acuña.

Después de tener un bebé, la mayoría de parejas presentan problemas con su libido y es normal que se usen algunos productos vegetales como las flores del borrachero o las hojas de la mandrágora para facilitar el encuentro sexual, porque aumentan el nivel de relajación.

También es común consumir frutos de mar por su alto contenido de proteínas, fósforo y potasio.

Sin embargo, en Alemania hace 10 años se probó la eficacia de 400 sustancias excitantes originarias de diversos países. Después de un análisis bioquímico y de experimentación, los investigadores determinaron que ninguna de ellas era un afrodisíaco, porque no producía el resultado esperado.

Y esto porque el efecto de un afrodisíaco es sicológico y no orgánico. Acuña asegura que si una persona ingiere ciertos productos pensando que va a obtener buenos resultados en la cama, se condiciona sicológicamente y facilita el encuentro, ya que algunas de las causas de la baja respuesta sexual son la inseguridad, la angustia y la ansiedad.

Según Martha Mejía, directora del centro de terapia sexual Cedimam, “en la medida en que una persona tenga actitud positiva, facilita la producción de neurotransmisores en el cerebro que son los encargados de la excitación sexual. El sistema nervioso central lleva información a la noradrenalina y a las feromonas, generando mayor potencia y vigor”.

Una buena pareja

El cerebro es el órgano sexual más poderoso. La imaginación permite concebir la idea de un encuentro íntimo. “Sin embargo, el sexo no es posible si no existe un medio ambiente que lo permita y una buena pareja”, aclara el urólogo y terapeuta sexual.

Lógicamente los factores externos influyen: una comida con velas y buen vino ayuda a recrear un ambiente óptimo aunque eso no significa que el ceviche sea necesario. “Lo importante es la intención de las dos personas, más allá de la comida”, enfatiza.

Margarita Barrero F.
Redactora ABC del bebé.

Compartir artículo: Whatsapp