Lactancia

Cuide siempre sus pezones para evitar la mastitis durante la lactancia

Sentir calor, inflamación, dolor y tener grietas en lo senos, los síntomas.

/ 2 de Octubre de 2006
Cuide siempre sus pezones para evitar la mastitis durante la lactancia        
   
                           
     
Compartir artículo: Whatsapp

Se trata de una infección del seno ocasionada por la penetración y desarrollo de gérmenes en el organismo.

Sin embargo, la salud del conducto de lactancia no debe comenzar en el momento de la gestación. “La paciente debe examinar sus senos, con el fin de encontrar problemas como masas o inflamaciones. El embarazo es el momento donde se revisa la calidad de la glándula mamaria”, explica Carlos Humberto Pérez, ginecólogo y director médico del Hospital de San José.

Cuidados

Las pacientes con pezones planos o invertidos, es decir, con la punta hacia adentro, deben ser más rigurosas, debido a que la lactancia se les dificultará más, ya que el bebé no agarra el pezón con facilidad. “En estos casos es recomendables los masajes con lubricantes, como aceites naturales o cremas humectantes, para sacar el pezón”, explica Pérez.

El cuidado de los pezones debe aumentar en la lactancia, porque se rompen debido a la constante succión del bebé. “Si a la paciente le salen costras y no se las limpia ni se las quita, los pezones se pueden infectar. Algunas mujeres terminan hospitalizadas por esta causa”, dice el ginecólogo.

Lo que se debe hacer en la lactancia es: limpiar antes y después de amamantar al hijo. Entidades como la Liga de la Leche recomiendan dejar los senos descubiertos y al sol cada vez que sea posible, especialmente después de amamantar.

Masajes en la gestación

  • Lavar los pezones con agua y sin jabón.
  • Masajearlos suavemente con lubricantes después del baño. El masaje debe realizarse del pezón hacia fuera, tratando de producir erección en él.
  • El estímulo debe ser por unos minutos y no prolongarse porque se pueden segregar sustancias que producen contracción uterina.
  • Estos masajes deben evitarlos las pacientes que han tenido amenaza de aborto o de parto prematuro.

 

Compartir artículo: Whatsapp