Salud

'Tuve preeclampsia pero prevenir hizo posible que la superara'

En el mundo, al día, mueren 830 mujeres aproximadamente por causas prevenibles relacionadas con el embarazo y el parto, entre ellas la preeclampsia.

/ 22 de Mayo de 2017
'Tuve preeclampsia pero prevenir hizo posible que la superara'        
   
                           
     
Compartir artículo: Whatsapp

Para Rocío, una mujer de 28 años y en su primer embarazo, la posibilidad de sufrir de preeclampsia estaba latente, pues poseía un antecedente familiar, ya que su mamá sufrió de esta enfermedad cuando la esperaba y nació 10 días antes de lo previsto y, un hermanito suyo, falleció a causa de la enfermedad.

“Yo siempre tuve en mi mente que podía padecerla, por lo que al iniciar el embarazo le comenté a mi doctor que existía esa posibilidad y, aunque yo no sufro de tensión alta, mis abuelitos y mi madre sí, y con lo que sucedió con ella, yo estaba consciente de ello”.

Así, con todo el control y una guía saludable a lo largo de la gestación, Rocío llegó bien hasta la semana 34 y empezó a notar que sus pies y rostro se estaban hinchando, y en el control de la semana 35, su médico decidió que debía hospitalizarse para realizarle unos exámenes y determinar su estado y confirmar si era preeclampsia. A la segunda noche de hospitalización, su tensión subió 170/80 y, como Rocío cuenta, su ginecoobstetra dijo: “tenemos que desembarazarte”.

“La palabra más cruel y horrible que una mamá puede escuchar, y a las 3 de la mañana se decidió que mi bebé debía nacer ya y por cesárea. A partir de ese momento, empezaron con sulfato a buscar estabilizar mi tensión, me aplicaron la epidural para agilizar el parto, y a las 8:43 nació mi hijo Juan José. Él siempre estuvo bien y monitoreado constantemente. Yo era quien corría peligro”.

Hoy, casi dos meses después del parto y tras visitar en la mañana y tarde a su pequeño, durante 15 días en la unidad de neonatos -donde permaneció hasta estabilizarse por completo, pues su proceso de succión debía madurar para ir a casa-, Rocío y Juan José están muy bien, gracias, a como ella misma explica: “siempre debemos estar en comunicación con nuestro médico y aunque seamos personas sanas, en medio de un embarazo, cualquier información es clave para asegurar nuestra salud y la de nuestro hijo, por eso hablar de las antecedentes médicos de nuestros familiares puede adelantarnos a cualquier situación”.

Además, dice, seguir consejos tan básicos como una sana alimentación, hábitos saludables y minimizar el consumo de sal y azúcar, pueden marcar la diferencia entre una enfermedad prevenible o una con consecuencias lamentables.

No dejes de leer: Tips para mamá: Sal y azúcar con mesura

La enfermedad en el mundo

Las cifras sobre el tema de la preeclampsia en el mundo son realmente preocupantes, mucho más si se tiene en cuenta que es posible controlar la enfermedad, antes que la hipertensión arterial afecte el embarazo e influya sobre los riñones, provocando la pérdida de proteínas a través de la orina, lo que puede poner en peligro la vida de la madre y su hijo.

En el mundo, casi 76.000 madres y 500.000 bebés mueren debido a la preeclampsia y a los trastornos hipertensivos del embarazo que se relacionan con ella. Por esto, las organizaciones internacionales de salud y sus pares en muchos países, se han dado a la tarea de proclamar el Día Mundial de la Preeclampsia, a conmemorarse el 22 de mayo, con el objetivo de crear conciencia y unir esfuerzo para crear más campañas y fortaleceré programas de prevención y control de la enfermedad.

En su anuncio formal, los copatrocinadores del Día Mundial de la Preeclampsia y otras organizaciones relacionadas con la salud maternal dijeron: “nos unimos para destacar la relativamente alta prevalencia y el impacto devastador de la preeclampsia y otros trastornos hipertensivos del embarazo.

Estos trastornos no son complicaciones raras del embarazo; de hecho, afectan entre un 8 y un 10 por ciento de los embarazos en todo el mundo”, con este anuncio, se hace más preocupante la situación, ya que por desinformación o falta de prevención, siguen muriendo tantas mujeres y bebés a causa de esta enfermedad.

¿En qué consiste?

Lo primero que debes saber es que la preeclampsia es un factor común en partos prematuros y es responsable del 20 por ciento del ingreso de los recién nacidos a la unidad de cuidados intensivos. Y en el caso de la madre, las complicaciones pueden causar males prolongados y se asocian marcadamente con el futuro desarrollo de enfermedades debilitantes como la enfermedad cardiovascular, diabetes tipo II y disfunción renal.

La preeclampsia es una complicación del embarazo que causa hipertensión arterial, es decir, presión alta, daño en los riñones y otros problemas. Además es una afección potencialmente mortal que ataca a y un 5 por ciento del total de mujeres embarazadas. 

¿Cuáles son las consecuencias de padecerla?

En casi la mayoría de las mujeres que tienen preeclampsia presentan un caso leve de ella poco antes de la fecha posible del parto, y cuando se da de esta manera, tanto ellas como sus bebés evolucionan bien bajo el cuidado y vigilancia médica indicada en estos casos.

El problema es más agudo si se manifiesta de forma temprana en el embarazo y si se agrava es más delicado para la madre y su hijo. Cuando la preeclampsia es fuerte, puede afectar muchos órganos y causar problemas que pueden llevar a la muerte, pues provoca que los vasos sanguíneos se contraigan, dando origen a la hipertensión y a la disminución del riego sanguíneo, y el desequilibrio en ello puede afectar muchos órganos de tu cuerpo, como el hígado, los riñones y el cerebro. 

Ahora, si hablamos del bebé, se puede dar un menor riego sanguíneo hacia el útero, y ocasionarle problemas como bajo crecimiento y, debido a que se disminuye el líquido amniótico, se puede dar un desprendimiento prematuro de placenta, provocando que se anticipe el parto con las consecuencias que esto puede acarrear. Lo indicado, en estos casos es, definitivamente, adelantar el parto para proteger tu vida, y atender al bebé bajo los protocolos de un pequeño prematuro.

Debes saber: Estudio: bebés expuestos a complicaciones podrían tener autismo

¿Cómo saber si eres candidata a padecerla?

Esta enfermedad no siempre presentan síntomas, por lo que es muy importante que tu médico te orden pruebas en cada consulta prenatal, verificando tu presión arterial y, si nota que esta alta, te pida una prueba de proteína en la orina para determinar qué está sucediendo.

La preeclampsia se manifiesta con más frecuencia en el último trimestre del embarazo, pero puede aparecer en cualquier momento a partir del 5 mes de gestación, así como también durante el parto e, incluso, en las primeras 6 semanas después del parto. 

Así mismo es importante que sepas que la preeclampsia puede avanzar de leve a severa y progresar lenta o rápidamentey, lo que es más importante, si no se trata, puede desencadenar complicaciones muy serias para ti y tu bebé, como el síndrome de Hellp y la eclampsia

Cabe decir que si de síntomas se habla, esta enfermedad puede presentarlos como no, sobre todo en su fase inicial, y los síntomas pueden variar de una mujer a otra. Algunas presentan hinchazón en pies y manos, las náuseas y el aumento de peso, que pueden tomarse como efectos normales del embarazo, por lo que es muy importante consultar para determinar cuál es el origen de estas manifestaciones. 

También es posible que se te hinche el rostro, y que el aumento de peso supere las dos libras por mes, lo que es una señal de que estás reteniendo líquidos. Igualmente, puede darte dolor de cabeza, alteración de la vista, sensibilidad a la luz o pérdida temporal de la visión, náuseas o vómitos, y dificultad para respirar.

Piensa que no todas las mujeres presentan hinchazón, ni todos los síntomas al mismo tiempo, igual con cualquiera de estas manifestaciones, debes consultar de inmediato con tu médico.

Recomendado ABC del bebé: Cuando la dulce espera se duplica

 

 

 

Compartir artículo: Whatsapp