Salud

Hemorragia posparto y otras señales de alarma luego de dar a luz

Tras el nacimiento de tu hijo puedes sufrir algunas complicaciones. Te contamos a qué debes prestar atención.

/ 31 de Mayo de 2017
Hemorragia posparto y otras señales de alarma luego de dar a luz        
   
                           
     
Compartir artículo: Whatsapp

Sindy Alcalá Robles tenía 26 años cuando una complicación luego de su trabajo de parto casi le hace perder la vida. “Medio una fuerte hemorragia. Todo pasó muy rápido: ocurrió solo dos horas después de haber dado a luz”, cuenta. Los médicos que la estaban atendiendo en ese momento, encendieron alarmas y activaron los protocolos de emergencia para salvarle la vida y emprendieron una carrera contra el tiempo para conseguir donaciones de sangre con Rh O-. Sindy necesitó la trasfusión de 17 unidades.

Ella no lo sabía pero en estaba padeciendo una atonía uterina, es decir, la pérdida del tono de la musculatura del útero, que una vez expulsa al bebé y a la placenta, debe contraerse y cerrar automáticamente los vasos sanguíneos para que el sangrado de la madre sea mínimo. El útero de Sindy no logró realizar ese proceso y empezó a perder mucha sangre. Fue precisamente, la atención rápida y oportuna que recibió en el hospital, lo que evitó que el desenlace fuera fatal.

De hecho, una buena atención clínica en el posparto es lo que evita que complicaciones como la atonía uterina, que si bien no son prevenibles antes del alumbramiento, si deben ser correctamente tratadas una vez se presentan, para que no terminen en la muerte de las pacientes.

Sin embargo, las cifras no son muy alentadoras. Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) cerca de 800 mujeres  mueren a diario en todo el mundo, es decir, en promedio unas 33 por hora, dando a luz o por complicaciones en el embarazo. A su vez, la hemorragia postparto aparece como la primera causa de muerte materna y el 99% de estas muertes suceden en países en desarrollo como Colombia.

Pero ¿qué es la hemorragia posparto y cómo se puede prevenir?

En términos generales, los especialistas la definen como el sangrado superior a 500 cc después de  un parto natural y de más de 1000 cc después de  una cesárea que altera gravemente los signos vitales de la madre y que ocurre, en la mayoría de los casos, dentro de las dos horas posteriores al nacimiento del bebé, cuando la mamá aún está bajo vigilancia médica en la sala de parto aunque también puede aparecer en las siguientes 24 horas, cuando la paciente ya ha sido dada de alta e incluso, durante las seis semanas siguientes al parto.

También te interesa: ¿Cómo controlar el sangrado después del parto?

Para el doctor, Rafael Duque Ramírez, ginecólogo de la Universidad del Bosque, la mayor incidencia de hemorragias posparto se presentan en madres  gestantes adolescentes y mujeres mayores de 65 años, así como en aquellas que han tenido varias cesáreas o que viven en áreas rurales con bajo acceso a los servicios de salud.

Entre las principales causas de la hemorragia posparto estála atonía uterina, un agotamiento muscular del útero que le impide contraerse después del parto para evitar las pérdidas excesivas de sangre y que puede deberse a embarazos múltiples y trabajos de parto prolongados, entre otros motivos; lesiones en el canal del parto como desgarros, episiotomías y cirugías uterinas previas; retención de tejidos como restos placentarios y alteraciones en la coagulación generadas por enfermedades como la preeclampsia.

Anemia posparto, otra complicación que debes tratar a tiempo. Conoce aquí cómo detectarla

Sin embargo,las hemorragias posparto son tratables y eludibles entre un 90 y un 95% con la aplicación de medicamentos uterotónicos como la oxitocina o la carbetocina que se administran a la madre inmediatamente después  del parto por vía intravenosa para minimizar el riesgo de hemorragia

“Prevenir las hemorragias es primordial durante la atención postparto y es tan fácil como la aplicación de cualquier otro medicamento intravenoso o intramuscular”, comenta el Sergio Rosales, Ginecoobstetra adscrito al servicio de embarazo de alto riesgo del Instituto Mexicano del Seguro Social y del Hospital privado Médica Sur en Ciudad de México.

Pero si la hemorragia se da lo más importante será realizar un diagnóstico temprano por parte de los especialistas que estén atendiendo a la madre. “Deben activar inmediatamente un  código rojo y evaluar a la paciente cada 20 minutos después de que se presente el sangrado. A la hora ya debe estar estabilizada. En caso de que la entidad de salud no cuente con la capacidad para atender a la paciente está deberá ser trasladada a un centro de mayor complejidad”, advierte el doctor Duque Ramírez.

Mamás, atentas a estas señales de alerta si ya están en casa

Teniendo en cuenta que la hemorragia posparto tardía puede aparecer hasta seis semanas después de haber tenido a tu hijo y que puedes sufrir otras complicaciones durante el puerperio, te dejamos estas recomendaciones para que tengas en cuenta y acudas inmediatamente al médico para que recibas atención oportuna:

- Problemas respiratorios

- Fiebre superior a 38°C

- Flujos vaginales con mal olor

- Aparición de dolor abdominal fuerte o en la zona de la cadera.

- Hemorragia vaginal severa o con presencia de coágulos o expulsión de tejidos

- Molestias al orinar (ardor, dolor, sangrado).

- Signos inflamatorios en miembros inferiores: dolor, calor, enrojecimiento, hinchazón.

- Dolor y molestias en la cicatriz de la episiotomía.

- Inflamación y dolor excesivo en los senos

Más consejos posparto

Sigue leyendo: La medicina ancestral para cuidarse en el posparto

 

 

 

Compartir artículo: Whatsapp