Nutrición

Desnutrición infantil, puede iniciar desde la gestación

La deficiencia de nutrientes en el embarazo favorece la aparición de males con secuelas permanentes en los niños.

/ 11 de Julio de 2016
Desnutrición infantil, puede iniciar desde la gestación        
   
                           
     
Compartir artículo: Whatsapp

La desnutrición infantil es un fenómeno que hoy presenta preocupantes cifras de mortalidad en el país; hasta abril de este año, el Observatorio sobre infancia de la Universidad Nacional reveló que la deficiencia nutricional dejó un total de 77 muertes en menores de cinco años, en los departamentos de La Guajira, Meta, Magdalena y Vichada.

Pero la muerte por desnutrición no es la única preocupación. Según el reporte, la deficiencia de micronutrientes en la gestación podría llevar a nacimientos prematuros, poco crecimiento intrauterino y bebés con bajo peso al nacer.

Un fenómeno que nace en la gestación

Según señaló Ernesto Durán Strauch, director del Observatorio, la mayoría de estas patologías son el resultado de una mala alimentación durante el embarazo: “El 9,2 por ciento de las madres tienen sus hijos con bajo peso al nacer, el 4 por ciento son prematuros, el resto son niños que presentan restricciones de crecimiento intrauterino, por lo que su peso está por debajo de lo esperado, y muchos de estos casos son el resultado de la desnutrición materna”, puntualizó el experto.

Para Laura Bonilla, nutricionista y dietista de la Universidad Nacional de Colombia, una buena alimentación durante el embarazo es esencial para el crecimiento de los niños: “si una mamá no consume los alimentos y nutrientes necesarios durante la gestación se pueden dar problemas en la formación del sistema nervioso del bebé, dando como resultados niños con anemia, poco proactivos o con déficit de atención”.

Para Bonilla, la desnutrición en la madre y en su bebé también podría dar lugar a alteraciones en el ámbito familiar y social. “No solamente hablamos del crecimiento físico del bebé, el desarrollo mental también es importante y se ve reflejado en el desempeño social que este llegue a tener”, explicó la nutricionista.

Te puede interesar: Malnutrición en el embarazo pone en riesgo la salud de la madre y el bebé

Frente a esto, la doctora Patricia Heredia Vargas, subdirectora de Nutrición, Alimentos y Bebidas del Ministerio de Salud y Protección Social, explicó que el 57 por ciento de las gestantes en el país, tiene anemia por deficiencia de hierro, lo que conlleva a que un 30,40 por ciento de los menores entre 12 y 23 meses de edad también presente esta insuficiencia.

“La deficiencia de micronutrientes, a la se le llama hambre oculta, es considerada otra forma de mal nutrición y se ha evidenciado que el 60 por ciento de los niños, entre los seis meses a un año tienen prevalencia de anemia y en los menores de cinco años se alcanza un porcentaje del 27,7”, explicó la funcionaria.

Estrategias para luchar contra la desnutrición

Según informes del Ministerio, las estadísticas de morbimortalidad materna y perinatal del país muestran que hay grandes retos en la atención en salud materna y perinatal, especialmente a la población más vulnerable. Por ello, desde el sector salud se están planteando estrategias para asumir la desnutrición, una de ellas es promover la lactancia materna hasta los dos años, un reto, puesto que la mayoría de madres amamanta hasta los seis meses.

Aunque se estima que solo el 0,9 por ciento de los niños en el país sufren de desnutrición aguda, según cifras del Dane, esto puede representar cerca de 45.000 niños.

Desde el Ministerio se ha hecho seguimiento a las muertes por desnutrición, y aunque hay diferentes tipos de causas, es fundamental la atención proporcionada al niño cuando lo atienden en cuidados intensivos, puesto que muchas veces el manejo es inadecuado y eso conlleva a que el menor fallezca prontamente.

La solución está en casa

Teniendo en cuenta las consecuencias que la carencia de micronutrientes como el hierro puede producir en la gestación, es importante analizar que en algunos casos dichas insuficiencias son desarrolladas incluso antes del embarazo.

Lee también: Las personas deberían comer mínimo cuatro porciones de frutas al día

Según la nutricionista Laura Bonilla, las mujeres no embarazadas en edad reproductiva no están consumiendo el hierro necesario: “existe una deficiencia a nivel nacional. Estos problemas vienen desde la adolescencia, porque los niños no consumen verduras en su crecimiento y son estas las que aportan todos los micronutrientes que se requieren para un embarazo ideal. Esto se constituye en un ciclo de desnutrición”, señala la dietista.

Pero, ¿qué alimentos debemos consumir para asegurar un buen crecimiento y evitar la desnutrición? A continuación te presentamos algunos alimentos fuentes de hierro que puedes encontrar en nuestro país:

1. Carnes rojas

  •   - Hígado
  •   - Pajarilla
  •   - Menudencias
  •   - Carnes

2. Vegetales verdes

  •   - Brócoli
  •   - Espinaca
  •   - Acelga
  •   - Alcachofas

3. Frutos secos

  •   - Nueces
  •   - Almendras
  •   - Pistachos
  •   - Semillas de girasol

Otros alimentos esenciales para la buena nutrición son: los pescados y mariscos, las frutas y los cereales. Es clave tener en cuenta que una alimentación balanceada nace a partir del manejo de las cantidades que tomamos en nuestras comidas. Una buena nutrición va más allá de la ingesta de alimentos para calmar el hambre, es importante pensar en los nutrientes que cada alimento contiene y no abusar de estos.

Se recomienda también que las madres asistan a todos sus controles prenatales para identificar riesgos y planificar con el fin de lograr una gestación adecuada, que permita que el parto y el nacimiento ocurran en óptimas condiciones, sin secuelas físicas o psíquicas para la madre ni su hijo.

 

 

 

 
 
 
Compartir artículo: Whatsapp