Salud

Tener sexo es una opción saludable para la gestante

/ 19 de Mayo de 2009
Tener sexo es una opción saludable para la gestante        
   
                           
     
Compartir artículo: Whatsapp

Solo si existen contraindicaciones médicas, la mujer no puede tener relaciones sexuales durante los nueve meses.


Durante la gestación, una mujer experimenta múltiples cambios físicos y emocionales en su cuerpo.


No obstante, esto no es un impedimento para disfrutar ciertas circunstancias en las que solo pueden sacar provecho las embarazadas. Por ejemplo, el buen sexo.


Cabe aclarar que mientas no exista contraindicación médica, esta actividad no está prohibida durante el embarazo. Al contrario, tener relaciones sexuales trae múltiples beneficios.


“El embarazo congestiona todo lo que tiene que ver con la vulva y el clítoris, entonces en ese momento aumenta la vasculatura y muchas pacientes no quieren tener el sexo y se inhiben, pero un porcentaje no despreciable (entre el 10 y el 15 por ciento) dicen que las mejores relaciones fueron en el embarazo”, señala el ginecoobstetra Carlos Díaz Támara.


En este estado, el clítoris y el punto ‘G’ se vuelven más prominentes debido al aumento de circulación. Por lo tanto, se favorece la respuesta sexual y el orgasmo, agrega el especialista.


Además de mejorar este tipo de sensaciones, cuando la mujer tiene más relaciones, el semen y el hecho de que experimente orgasmos ayudan a reblandecer el cuello uterino, haciendo más fácil la dilatación y el trabajo de parto.

 

En cuanto a los bebés, reciben más oxigenación a causa de la irrigación sanguínea que se produce durante el coito, señala la sexóloga y terapeuta Martha Mejía.

 

Las zonas ‘redondas’ y otras estrategias
Las prominencias pueden llegar a ser una herramienta atrayente para la pareja. “De hecho, algunos hombres encuentran que una mujer en embarazo aumenta su atractivo sexual, debido a esas nuevas curvas, Además, el vientre prominente les genera sensaciones excitantes, pues desearían tener relaciones sexuales con esa persona”, explica la sexóloga y terapeuta Martha Mejía.


Finalmente, cabe anotar que la masturbación, el autoerotismo, las caricias y juegos sexuales sin penetración y el sexo tántrico (práctica sexual no coital subliminal) también se pueden practicar.


Muy atractivas

- Para llamar más la atención, existe una amplia gama de lencería para embarazadas tales como biquinis, corpiños y batolas. Pijamas en satín, sedas, etc.
- Los senos se pueden resaltar a través de sujetadores en seda, encajes o transparencias que las hacen ver más atractivas y románticas.


Por Karen Johana Sánchez

Redactora ABC del bebé

Compartir artículo: Whatsapp